El Libro de la Almohada: Sei Shonagon, mirada sobre la corte japonesa
16906
post-template-default,single,single-post,postid-16906,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

El Libro de la Almohada: Sei Shonagon, mirada sobre la corte japonesa

En la historia de la literatura japonesa, Sei Shonagon es una de sus figuras más particulares.

A su biografía la rodea todavía cierto misterio, pues aún hoy en día desconocemos su nombre propio.

Se sabe que perteneció a la familia Kiyowara, y que nació hacia el año 965 de nuestra era.

Además, fue la dama de honor preferida en la corte de la emperatriz Fujiwara no Sadako o Teishi.

Fue ahí, en la corte imperial de Kyoto, que Sei Shonagon comenzó a registrar el Makura no Sôshi o Libro de la Almohada.

En primavera, la alborada es lo más hermoso. Al deslizarse la luz por sobre las colinas, sus contornos se tiñen rojizos y puñados de nubes purpúreas le siguen el rastro encima de ellas.

Sei Shonagon – Primeras palabras del Libro de la Almohada.

El Libro de la Almohada

 

Esta obra se convertiría en una pieza fundamental para el periodo Heian, considerado la época de oro de la literatura japonesa.

Se le considera el primer ejemplo del género literario del zuihitzu.

Éste género es un tipo de ensayo basado en apuntes, reflexiones y notas sueltas.

El término zuihitzu hace referencia a la soltura del pincel caligráfico con el que se escribe.

El Libro de la Almohada está conformado por anotaciones de tres tipos: listas misceláneas de observaciones, anotaciones tipo diario de la corte, y reflexiones ensayísticas sobre temas precisos.

Resalta particularmente cómo Sei Shonagon pone en evidencia el lado público de la vida en la corte a través del ingenio, sensibilidad y humor.

Algunas veces, cuando las mujeres se batían unas a otras, los hombres se unían a la diversión. Lo extraño es que cuando le asestan el golpe a una mujer, a menudo se enfada y se desata en lágrimas, reprochando a su agresor y diciendo las peores cosas de él, lo que es sumamente entretenido. Incluso en el palacio, donde el ambiente es más solemne, todo es confusión en este día y nadie guarda las distancias.

Sei Shonagon – Descripción de la celebración de un festival

Escrituras femeninas

 

Otra particularidad del Libro de la Almohada fue que Sei Shonagon lo escribió en hiragana, la caligrafía considerada femenina en esa época.

El hiragana lo usaban las mujeres y por ejemplo, con él se escribían las cartas de amor.

En cambio, los autores escribían obras intelectualmente importantes en kanjis chinos.

Los últimos registros de Sei Shonagon son de alrededor de 1017 a 1025, por lo que se asume que entre esos años podría haber muerto.

La obra de Sei Shonagon circuló durante varios siglos en versiones manuscritas en las que los distintos estudiosos y copistas reacomodaban las secciones del texto.

Hasta el siglo XVII se realizó la primera versión impresa del Libro de la Almohada.

Esta obra de Sei Shonagon junto con el Genji Monogatari de su rival cortesana Murasaki Shikibu, forman parte de las obras fundacionales de la literatura japonesa.

Así, puede decirse que en los textos de las mujeres nació una de las literaturas más sutiles y fascinantes del mundo.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment