Dalí se encuentra con Alicia en el país de las maravillas
5380
post-template-default,single,single-post,postid-5380,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Dalí se encuentra con Alicia en el país de las maravillas

¿Te imaginas a Salvador Dalí recorriendo junto a Alicia el país de las maravillas?

Pues algo así ocurrió en 1969. Un editor de Random House le encargó a Dalí que ilustrara una edición limitada de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas.

El ejemplar fue único porque unía a Dalí y Lewis Carroll, dos genios que con su obra exploraron los sueños y la mente. Desafortunadamente esa edición solo la consiguieron los coleccionistas.

Edición de aniversario

Pero años después, en el 150 aniversario del nacimiento de Alicia, Princeton University Press lanzó una edición conmemorativa con un precio más accesible. Este ejemplar incluye las ilustraciones que Dalí creó en dicho año.

Las pinturas originales, una para cada capítulo, fueron elaboradas con gouache. La portada es un aguafuerte a cuatro tonos firmado por el artista. Las 13 piezas se encuentran actualmente en la Galería William Bennet en Nueva York.

La historia de Alicia de por si es bastante surrealista, pero el encuentro con Dalí la hace mucho más interesante.

Las imágenes seguramente se contraponen a las referencias visuales que tenías del cuento. Los personajes del Dalí son mucho más abstractos y por supuesto aparecen sus icónicos relojes.

Además, esta edición cuenta con material extra: una introducción de Marcos Burstein que explora la relación entre el escritor y el artista, y la investigación de Thomas Banchoff que encuentra matemáticas en las ilustraciones.

Es así que el libro, narración e imagen, logra acercarnos los reinos del inconsciente. Por eso creemos que perseguir al conejo blanco de la mano de Dalí representará una doble aventura.

“No quiero caminar entre locos”, dijo Alicia. “Oh, no puedes hacer nada”, le respondió el gato, “todos estamos locos aquí”.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment