Friedrich Nietzsche, el filósofo de todos los tiempos

Jueves 15 de Octubre 10.21 GMT

 

Ferviente crítico de la cultura, la religión y la filosofía occidental, Friedrich Nietzsche representa un referente ideológico para las nuevas generaciones de teólogo, politólogos, artistas, y una inconmensurable lista de creadores.

Encasillarlo en una sola actividad es disminuir el mundo de posibilidades que abrió con su pensamiento. Originario de Röcken (Reino de Prusia), nació el 15 de octubre de 1844 y es punto de quiebre en la historia de la humanidad por derrocar viejos ideales con sus planteamientos filosóficos.

Autor de las obras revolucionarias Así habló Zaratustra o Más allá del bien y del mal, practicó y escribió sobre temas tan diversos como el arte, la historia, la religión, la antropología, y muchos más.

A través de ellos estableció nuevos paradigmas sociales al plantear “la muerte de Dios” o que el superhombre, libre de prejuicios, tendrá que forjar nuevos valores, alejados a los que existen en “la moral del rebaño”.

La crítica establece que el impacto de Nietzsche no tiene raíz en la temática que abordó sino en el modo sutil e ingenioso con el que lo hizo.

Junto a Karl Marx y Sigmund Freud es considerado uno de los tres “maestros de la sospecha”, término establecido por el filósofo Paul Ricoeur.

Dicha denominación hace referencia a que, desde puntos diferentes, los tres pensadores propusieron que la conciencia, en su conjunto, es una conciencia falsa.

En este sentido, Nietzsche pretende la restauración de la fuerza del hombre por la superación del resentimiento y de la compasión del débil.

“¿Qué es la verdad? Un ejército móvil de metáforas, metonimias, antropomorfismos, en una palabra, una suma de relaciones humanas que han sido realzadas, extrapoladas, adornadas poética y retóricamente y que, después de un prolongado uso, a un pueblo le parecen fijas, canónicas, obligatorias”, se cuestionaba el filósofo.

“El camino a todas las cosas grandes pasa por el silencio”: Friedrich Nietzsche