Morado: el color de la introspección y la intuición

Martes 05 de Mayo 10.51 GMT

 

El morado es un color intermedio entre el rojo y el azul que está relacionado con la imaginación, la intuición, con un alto nivel de transformación espiritual y mental, además de que funciona como gran estimulante para la creatividad.

Si lo que buscas es entrar en contacto con tus pensamientos más profundos, entonces te recomendamos cerrar los ojos y pensar en el color morado, pues favorece al equilibrio mental y ayuda a contrarrestar las obesiones y los miedos.

Por ser extremadamente difícil de conseguir, era utilizado únicamente por las altas esferas.

Los fenicios en la ciudad de Tiro quizá habrían sido los primeros en lograr el púrpura. El tinte lo obtenían de los caracoles de mar, pero esta púrpura de Tiro resultaba muy costosa, ya que para producir un gramo se necesitaban 9 mil moluscos aproximadamente, por ello, su uso se limitaba únicamente a los artículos de lujo.

Desde tiempos antiguos, el color morado simbolizaba la realeza, este color también era muy preciado por los romanos y lo usaban para teñir túnicas ceremoniales. En la actualidad, en la Iglesia católica es el color utilizado por los obispos y simboliza piedad.

En 1856, el estudiante de química inglés William Perkin, partiendo de las pruebas de su maestro August Wilhelm von Hofmann por sintetizar la quinina, oxidó la anilina y al diluirla para eliminarla se dio cuenta que se teñía de un tono malva. Con solo 18 años, este joven obtuvo el primer tinte sintético.

Gustav Klimt fue un fanático del morado y en sus cuadros combinó diversos tonos de este color.

A finales de los años 60 se asoció con contracultura y músicos como Jimi Hendrix y Deep Purple.

¿Sabías que?

  • El lexicógrafo griego Julio Pólux, quien vivió en el siglo II a.C. aseguraba que el tinte púrpura fue descubierto por Heracles, o más bien, por su perro, cuya boca se tiñó de púrpura al masticar caracoles a lo largo de la costa del Levante.
  • Los manuscritos del Evangelio se escribieron con letras doradas en pergamino que era de color púrpura de Tyria.
  • En el Imperio bizantino, las emperatrices dieron a luz en la Cámara Púrpura, y los emperadores nacidos allí fueron conocidos como “nacidos de la púrpura”, para separarlos de los que habían ganado o se habían apoderado del título a través de la fuerza militar.
  • Fue el color más usado en todos los aspectos de la coronación de la reina Isabel II en 1953.
  • Desde 1970 se convirtió, formalmente, en el color del movimiento de liberación de las mujeres.