Vivienne Westwood y Judy Blame: el sello rebelde de la moda punk

Martes 21 de Abril 07.42 GMT

 

El estilo punk tuvo su origen en la década de los 70 e iba de la mano de un pensamiento político antisistema y una actitud rebele y contestataria.

A la par del movimiento que abarcó el mundo musical y artístico, surge la moda con estilo punk de la que Vivene Westwood y Judy Blame son grandes exponentes.

Vivienne Westwood (1941)

Vivienne dominó la escena underground de Londres con sus diseños, entre los que destacan dos prendas icónicas: los drainpipe pants, jeans súper ajustados que se contraponían a los acampanados, típicos de los hippies y de la música disco y los bondage pants, elaborados en tartán y con parches de cuero.

Sex Pistols, Sid Vicious y Johnny Rotten son algunas de las estrellas que adoptaron este peculiar estilo que redefinió el concepto de feminidad y masculinidad, dando paso al look andrógino.

Moda BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo) cadenas, tartanes escoceses, navajas de afeitar y el característico cabello de punta son elementos que caracterizaban el movimiento y los diseños de la británica.

En 1971, la diseñadora inauguró un local de ropa llamado Let it Rock, que posteriormente fue renombrado SEX, en el que Westwood exhibía sus diseños más extravagantes.

Motociclistas, fetichistas del cuero y la mismas prostitutas han servido de inspiración para la británica.

En la actualidad, los diseños de Westwood han evolucionado, pero sin perder ese valor extra de utilizar la moda como medio de expresión.

Tal es el caso de su última colección Springs 2020 Ready To Wear en la que Vivienne se olvidó del show y dejó que su línea hablara por sí sola. La diseñadora reveló que ha reducido la cantidad de estilos en un 50% en ropa de mujer y 32% en ropa de hombre para enfatizar que es tiempo de gastar menos y de ser más conscientes con el ambiente.

Sus tradicionales tartanes no faltaron en la pasarela.

Judy Blame (1960-2018)

El diseñador de modas británico Judy Blame también dejó una huella imborrable en el mundo de la moda punk.

Para Blame el punk fue su colegio de moda sin ir a clases, su influencia lo llevó a protagonizar decenas de portadas en los 90.

La estética punk de Blame como estilista y creador de imágenes ayudó a influir en revistas como The Face iD durante los años ochenta y noventa.

Sus creaciones, a menudo a gran escala, desplegaron una amplia gama de chatarra y material de reciclaje con los que creó piezas que hacían fuertes declaraciones al mundo.

Blame diseño piezas para artistas internacionales como Björk, Boy George y Kylie Minogue.