La historia de un peinado universal: las trenzas

Martes 26 de Mayo 13.24 GMT

 

Uno de los peinados más universales y tradicionales a lo largo de la historia son las trenzas, usadas para looks informales y también para ocasiones especiales.

Su origen data desde el año 3500 a.C. y con el paso de los años ha ido evolucionando y se han reinventando sus formas y estilos.

Las trenzas han sido símbolo de estatus social, religión e identidad en diversas etnias.

La tradición de trenzar el cabello, según historiadores, se originó en Namibia, África, y era una práctica común entre las mujeres para distinguirse de las demás tribus de la zona.

El arte de trenzar el cabello se transmitía de generación en generación y a través de este se distinguía la edad y la casta a la que se pertenecía, además se convirtió en un acto de convivencia debido al tiempo que llevaba terminar el peinado.

En la civilización egipcia, las trenzas eran símbolo de estatus social. Las mujeres de los altos estratos añadían extensiones trenzadas a su cabello y los hombres, como símbolo divino, las lucían en sus barbas.

Las mujeres de la antigua Roma portaban peinados recogidos que culminaban en trenzas sueltas o recogidas en la parte superior del peinado.

En Grecia, las mujeres de la alta sociedad usaban el cabello muy largo y trenzado, a diferencia de las esclavas, quienes debían llevar el cabello corto.

Los celtas y vikingos también usaron este tradicional peinado, tanto hombres como mujeres trenzaban su cabello, las mujeres de estrato social elevado agregaban accesorios metálicos a sus peinados para demostrar superioridad.

Durante la Edad Media, las mujeres cubrían su cabello, pero siempre lo llevaban recogido con trenzas perfectamente peinadas.

En Europa fue un peinado recurrente usado por la realeza.

Este peinado fue útil durante la época en la que las pelucas dominaban la moda, pues al trenzar el cabello la peluca se colocaba con mayor facilidad.

De 1800 a 1900 fue un peinado muy popular entre las mujeres occidentales. 

En la actualidad, son un peinado muy destacado en pasarelas, usado en bodas, festivales de música y empleado indiscriminadamente por hombres y mujeres.

No cabe duda que las trenzas son un peinado que desde antes de Cristo llegó para quedarse.