Jean-Paul Gaultier, el rebelde que revolucionó al mundo de la moda

Martes 25 de Febrero 06.44 GMT

Jean-Paul Gaultier es un diseñador de moda francés que rompió con estereotipos y aquello que parecía establecido en las pasarelas.

El nacido en 1952 y autodidacta demostró que muchas veces la profesión la llevas en la sangre.

Una de las más grandes influencias del creativo fue su abuela materna, quien era dueña de una estética. Desde niño se vio fascinado por aquel mundo.

Pronto comenzó a enviar bocetos a distintas casas para probar suerte.

En 1970 impresionó al mismo Pierra Cardin que lo contrató como parte de su equipo.

Sin embargo, su carácter rebelde lo impulsó a buscar una independencia profesional, hasta que en 1976 lanzó su primera colección individual.

 

Gaultier, el transgresor

 

Irreverente, rápidamente encontró un estilo propio. Se caracterizó por ser distinto, incluyendo en sus pasarelas modelos no convencionales.

Es decir, apeló por personas con pesos, edades y etnias diversas.

Del mismo modo cuestionó los roles tradicionales de género, así impulsó el uso de faldas o kilts en los hombres o piezas diferentes en mujeres.

Al comienzo fue severamente criticado, pero también aceptado y reconocido por una mayoría que ya lo volteaba a ver.

Siempre consideró a la moda como un espejo inevitable para la sociedad en la que todo y todos caben.

En los 90 colaboró con Madonna en la gira The Blonde Ambition, con varias prendas, pero una fue la sensación en su momento: el corsé que portaba noche a noche.

Aunque no fue la única, Lady Gaga figura también en este sentido, el creativo sabe perfecto que las personas desean vestir como sus ídolos.

También intervino en el filme El Quinto Elemento de Luc Besson, entre otros.

 

 

Conocido como el chico rebelde se inspiró en gran medida en la cultura popular y en un instinto único.

Cuenta con exposiciones e incluso el documental Jean Paul Gaultier en el Grand Palais.

Su ropa y línea de fragancias son un éxito.

El pasado enero el amigo de Carla Bruni y Perdo Almodóvar se despidió de las pasarelas a su manera.

Tras 50 años decidió que su última exhibición remitiera a su propio funeral, lo que fue todo un acierto.

Gaultier y su extravagancia marcan tendencia y son fundamentales para comprender aquel universo.

 

También te puede interesar:

Au revoir, Jean-Paul Gaultier: el enfant terrible de la alta costura se jubila

Sandrine and Michael para Gucci en una campaña inolvidable

Entre el mito y realidad de una mujer libre: Coco Chanel

Iris Van Herpen, una progresista que otorga movimiento a la moda