Pied à Terre: 30 años de alta cocina (y un sinfín de retos)

Martes 13 de Abril 14.02 GMT

 

El restaurante Pied à Terre cumple 30 años desde que abrió sus puertas por primera vez en Londres y sin duda alguna su camino ha estado lleno de grandes triunfos al igual que innumerables retos.

David Moore, dueño de Pied à Terre, admitió en un par de entrevistas que a lo largo de tres décadas de operación nada ha sido tan complejo como lidiar con los cierres por la pandemia del Covid-19, pero que ni eso frenará al emblemático lugar.

Pied à Terre recibió por primera vez una estrella Michelin en 1993, es decir, tan solo dos años después de haber empezado a operar, bajo la dirección de Richard Neat, quien más tarde obtuvo una segunda estrella en 1996, aunque a los pocos meses de haber recibido dicho reconocimiento decidió dejar el restaurante.

Sin duda este fue uno de los momentos más complicados del restaurante, pero salieron adelante.

Luego, el segundo chef y sucesor de Neat, Tom Aikens, conservó las dos estrellas durante tres años más; sin embargo, mantener el nivel necesario para contar con estos galardones fue algo que le resultó imposible.

Desde entonces, Pied à Terre no ha vuelto a sumar otra estrella Michelin y tampoco ha perdido aquella que obtuvo hace 28 años atrás, lo que no es cosa sencilla.

Asimakis Chaniotis es, desde 2017, el chef que dirige la cocina de Pied à Terre. Cuando tomó las riendas de la cocina de este lugar le imprimió un toque único al menú al fusionar comida griega con francesa, con un especial enfoque en el uso de ingredientes crudos.

Y justo cuando todo empezaba a llevarse a cabo sin mayor dificultad y empezaba a ver el cómo prepararse para la celebración de su 30 aniversario, Pied à Terre, al igual que el resto del mundo, se vio forzado a cerrar sus puertas temporalmente por la aparición del coronavirus.

Debido a esto David Moore y Asimakis Chaniotis pensaron hacer algo totalmente diferente para que el restaurante pudiera sobrevivir: entregas a domicilios de kits vegetarianos, los cuales estaban conformados por sus mejores platillos de dicho estilo.

Para Moore este tiempo ha sido una gran oportunidad para difundir que cuentan con excelentes platillos vegetarianos y ampliar su comunidad, aunque reconoce que no ha sido una tarea sencilla y que aún tienen mucho trabajo por hacer ya que buscan seguir siendo parte de la vida de cientos de personas que esperan poder alimentar en un futuro próximo.