Gustav Klimt por primera vez en el Museo de Arte Metropolitano de Tokio
8694
post-template-default,single,single-post,postid-8694,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

Gustav Klimt por primera vez en el Museo de Arte Metropolitano de Tokio

Aunque la mayoría de las personas conocen a Gustav Klimt por su pintura El beso (1907) esta exposición en Tokio tiene algo más que mostrarnos.

Y es que posiblemente, Klimt sea el pintor más famoso de Austria y sus obras se han mostrado en diversas exposiciones inmersivas.

Gustav Klimt se crió en una era cultural basada en las tradiciones clásicas. Sin embargo, en la década de 1890 se apartó de las normas del historicismo y las convenciones estéticas en busca de la modernidad.

Su transición al Art Nouveau llevó a la creación de la Secesión de Viena. Un movimiento artístico que a su vez ayudó a dar forma al inicio del Modernismo vienés. Aunque su espíritu rebelde chocaba con frecuencia con la sociedad vienesa, era el retratista más famoso y solicitado por las élites locales.

Ahora, cien años después de la muerte de Klimt, el Museo de Arte Metropolitano de Tokio acoge la primera exposición completa de Japón. Se trata de una muestra inigualable que contiene la obra de esta figura del Art Nouveau. Con más de 25 pinturas en exhibición.

Las mujeres en las pinturas de Klimt

 

Las mujeres tiene un papel fundamental en las pinturas e Gustav Klimt. Cabe señalar que el artista las representaba en lujosos adornos dorados. Incluso, a menudo estaban incrustadas en una alegoría de la sexualidad y la psique humana.

Y es que las pinturas de Klimt, son conocidas por su opulento carácter decorativo y el erotismo de fin de siglo. Esta expresión del Art Nouveau es sumamente disfrutable por un gran número de personas.

Esta exposición que marca el centenario de la muerte del artista contará con más de 25 pinturas al óleo. Además, abarcarán desde los primeros trabajos naturalistas y la pintura principal de la “Fase Dorada”.

Creada después de formar la Secesión vienesa, hasta retratos sensuales de mujeres y los paisajes que pintó a lo largo de su carrera. A través de estos y obras de los contemporáneos de Klimt en Viena. Incluso, obras de arte japonesas inspiradoras de su estilo. Y con la utilización de la reproducción elaborada de las pinturas murales.

Japón en Klimt

 

Fieles al contexto y al país que acoge la obra de Gustav Klimt, las obras de arte japonesas son un punto fuerte.

Además, se muestran las tres edades de la mujer en su primera aparición en Japón. Las tres edades de la mujer (Galleria Nazionale d’Arte Moderna and Contemporanea, Roma), una obra de la época madura de Klimt. Donde se puede disfrutar de la delicadeza de la técnica de Klimt y su opulenta expresión decorativa. Aquí utilizó plata y otros metales preciosos.

La importancia de Japón en la obra de Klimt nace a finales del siglo XIX. Y es que la popularidad del arte japonés en Europa se extendió a Viena en ese momento, los artistas vieneses introdujeron dichos motivos y estilos en su trabajo. Por ello, para mostrar la conexión entre el arte vienés y Japón, la exposición mostrará obras de Klimt. Además, a otros artistas atraídos por el arte japonés junto con las obras de arte japonesas que los influenciaron.

Es así como esta exposición de Gustav Klimt en Japón logra hacer un recorrido completo de su obra y sus influencias niponas.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment