La Casa de los Azulejos: icono de la Ciudad de México
21264
post-template-default,single,single-post,postid-21264,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

La Casa de los Azulejos: icono de la Ciudad de México

La Casa de los Azulejos en la Ciudad de México se ha convertido en un símbolo del lugar y punto fundamental para conocer.

La construcción original data del siglo XVI, pero es alrededor de 1700 cuando se decide revestir la fachada por completo con azulejos poblanos.

Todo indica que esta determinación fue tomada por sus propietarios en aquel momento, por lo que también se le conoce como Palacio de los condes del Valle de Orizaba.

Se ubica en la esquina de Francisco I. Madero y el Callejón de la Condesa, en el Centro Histórico capitalino.

El palacio azul

 

La edificación es única debido al talavera en tonos azules. El 9 de febrero de 1931, fue declarada monumento nacional y forma parte del patrimonio de México.

Sus características también son: cantera labrada, columnas y vigas de madera, barandales de hierro forjado y un elevador antiguo.

Además de mezclar artesanía con arquitectura barroca y estilo colonial.

En su interior se aprecia Omnisciencia, de José Clemente Orozco.

Construido en la época virreinal ha sido testigo silencioso del paso del tiempo, de casa se convirtió en el Jockey Club y desde los años 60 alberga un almacén.

Visitarla representa un auténtico viaje en el tiempo.

 

También te puede interesar:

El Caballito de Manuel Tolsá: testigo de los cambios de la Ciudad de México

Carlos Fuentes, una visión cosmopolita de México

Ángel de la Independencia: Monumento emblema de México

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment