El caos aparente en las ilustraciones de Santiago Solís
20567
post-template-default,single,single-post,postid-20567,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

El caos aparente en las ilustraciones de Santiago Solís

Las ilustraciones de Santiago Solís habitan portadas, interiores de libros y carteles.

A través de personajes misteriosos, paletas de color muy particulares y un sentido del humor innegable, este ilustrador y diseñador editorial mexicano ha creado un universo propio.

Nacido en la Ciudad de México, Santiago Solís vivió una larga temporada en Durango y eso lo influyó en su estilo.

Solís habla de cómo el contacto con los parajes más desérticos lo sensibilizó a las paletas limitadas de color.

Y esto se traduciría en ilustraciones que harían eco de estas selecciones aparentemente restringidas.

Pero aplicadas de formas totalmente originales y llenas de frescura dentro de este control.

100 piezas en 100 días

 

Para Santiago Solís lo cotidiano es indispensable, tanto como tema como en la práctica de su oficio.

Esto lo podemos ver en los diversos proyectos que desarrolla como Mano de Papel, ya sea como diseñador o como ilustrador.

Formado como diseñador editorial, para incursionar en la ilustración hizo un proyecto para hacer una pieza diaria durante cien días.

Con ellas experimentaba trasladando frases que escuchaba o escenas que veía en la calle a sus dibujos y pinturas.

Estas prácticas de trabajo diario las ha materializado en proyectos como el libro La multitud que he sido.

Para este libro dibujó un rostro en cada página de su agenda del año, y se publicó como facsimilar.

Aprender a mirar los colores

 

En las ilustraciones de Santiago Solís vemos cómo entre parajes de colores neutros surgen figuras en colores contrastantes.

De la misma manera, dice él, en que dentro de la gris Ciudad de México, resaltan elementos coloridos como los rótulos.

En sus imágenes conviven evocaciones a la gráfica mexicana de principios del siglo XX, la pintura de vanguardia europea, el diseño editorial de 1960.

Pero también los juguetes comprados en el mercado de la Lagunilla, la ilustración polaca de libros para niños y las historietas de superhéroes.

Santiago Solís sostiene que pensar la ilustración y teorizarla es tan importante como hacerla.

Por ello da charlas y clases alrededor de este quehacer.

Así que, como podemos ver, en este aparente caos, todo está pensado, todo está bajo control.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment