Renovarse o morir: La trascendencia del arte huichol

Martes 01 de Octubre 12.46 GMT



Renovarse o morir: La trascendencia del arte huichol
 
Hablar del arte huichol y los huicholes es hablar de un mundo en sí mismo.

Esta etnia se aferró a permanecer y evolucionar. Conserva su profunda religiosidad y misticismo.

Se saben herederos de tradiciones ancestrales, pero aprendieron a convivir con la modernidad y adaptarse.

Por ejemplo, utilizan la música y danza como forma de energía vital, por ese motivo fomentan su práctica.

Uno de los elementos más características y relevantes de este grupo es su arte.

Las obras que producen narran historias y/o mitos. Traducen visiones que se generan a través del peyote, su cactus sagrado.

Es el medio para que se encuentren el mundo divino y profano.

Su cosmovisión es tan rica e intensa que crearon un arte reconocido mundialmente.

Posee un alto simbolismo ya que consideran que cada elemento por pequeño que este sea tiene un cierto poder.

El enigma y unicidad en cada pieza lo vuelven simplemente fascinante.

El arte huichol en la actualidad

 

Geográficamente habitan principalmente en Nayarit, Jalisco, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas.

La Sierra Madre Occidental es hogar de muchos de ellos.

El origen de la palabra proviene de wixárika, que significa adivino o chaman.

Eran precisamente ellos quienes tenían permitido verter las imágenes que llegaban a su mente.

Sin embargo, con el paso del tiempo y los cambios que vienen implícitos, decidieron hacer de su arte un modo de vida.

Y sí, es uno de los principales motores en su economía.

Las dos vertientes sobre las que trabajan es el estambre y la chaquira, con los que crean extraordinarios y coloridos diseños.

Es así como generan artículos que van de los aretes, collares, pulseras, bolsas, blusas o abalorios, entre otros.

Los temas más recurrentes a los que acuden son la mitología, bajo su concepto la vida y todo comenzó en el océano.

El maíz es fundamental porque la alimentación provee al cuerpo y al espíritu.

Y finalmente los rituales que son parte intrínseca de su día a día.

Si bien trabajan con cuadros, también con figuras de madera que decoran en su totalidad con chaquira.

Flora y fauna aparecen una y otra vez, destacan los venados, jaguares, peyotes, flores o coyotes.

Esta artesanía es admirada por nacionales y extranjeros. Cuenta con sitios dedicados a su arte.

Podemos mencionar el Museo Zacatecano o el Museo de Arte Popular.

Así, esta etnia permanece vigente. Se renueva, se hace más fuerte y es reconocida a lo largo y ancho de su país.