Teno: luz, sonido y arte en una pieza

Lunes 26 de Abril 08.29 GMT

 

Teno es un objeto multifuncional que cuenta con un minimalista diseño, lo que lo hace aún más atractivo ya que queda bien en casi cualquier lugar.

Funciona como lámpara de mesa, pero también como una bocina, aunque simplemente se puede colocar en cualquier lugar del hogar como una pieza de arte.

Teno es un producto de Lumio inspirado en el arte japonés del kintsugi, que es la práctica de reparar fracturas en piezas de cerámica con barniz o resina espolvoreada con oro.

Lo hermoso de dicha práctica radica en que las roturas o lo que podría verse como imperfecciones en un objeto forman, de una manera poética, parte de su historia, por lo que jamás deberían de ocultarse sino que habría que mostrarlas con orgullo.

Tomando esto fue que el diseñador y arquitecto Max Gunawan decidió diseñar Teno.

Teno no solo es atractiva a la vista sino al tacto porque está hecha de arena fundida y resina natural. La lámpara brilla, literalmente, cuando se abre ya que cuenta con una línea dorada que emite una suave y cálida luz que se regula mediante movimientos manuales, con apenas un toque.

Cuando Teno se abre por completo, es cuando su altavoz emite una gran calidad de sonido que se puede controlar mediante una caricia.

Teno es ideal para ayudar a crear una relajante atmósfera en cualquier espacio debido a que no luce como una pieza de tecnología, sino que es discreta y agradable.