Vik Muniz, cuando cualquier material puede transformarse en arte

Jueves 26 de Diciembre 12.12 GMT


Vik Muniz, cuando cualquier material puede transformarse en arte


Vik Muniz nació en 1961 en Sao Paulo, Brasil y no se visualizaba como artista, pero con el tiempo fue forjando un nombre en la escena contemporánea.

Se aventuró a una vida nueva en Estados Unidos en donde trabajó como camarero y mecánico.

Sin embrago para la década de los 80 comenzó a moldear esculturas, evolucionó y exploró con otras técnicas.

El collage fue toda una revelación en su carrera.

Pero fue a mediados de los 90 que llamó la atención de propios y extraños por las interesantes composiciones que realizaba.

Su estilo estaba definido, empleaba materiales como azúcar, chocolate o basura para dar una textura diferente a sus piezas.

Posteriormente, las imágenes construidas eran fotografiadas por él mismo y, así inmortalizadas.

En ocasiones reinterpreta las obras de otros artistas, pero mucha de su obra es de su autoría.

El activista social que vive en Nueva York crea ilusiones ópticas, así como juega constantemente con escalas y perspectivas. 

Poco a poco fue reconocido hasta llegara a ser una figura destacada en su área.

 

También te puede interesar:

Animales hechos de basura en este zoológico de Las Vegas

Balenciaga lanza un sofá que recuerda la consciencia ambiental

Plástico Jurásico, la exposición de Hiroshi Fuji que da miedo