Reflexiones sobre la intimidad, por Sophie Calle

Miércoles 22 de Enero 09.38 GMT


Reflexiones sobre la intimidad, por Sophie Calle


La artista francesa Sophie Calle es una de las más importantes de la segunda mitad del siglo XX.

Nacida en París en 1953, su trabajo se enmarca en el arte conceptual.

Sophie Calle hace uso de la fotografía, del video y de los textos para concretarse en proyectos largos y complejos.

Uno de los primeros, Los durmientes, requería que un grupo de desconocidos durmieran en la cama de la artista.

Mientras tanto, ella los observaba, tomaba anotaciones y los fotografiaba, desde la mayor neutralidad posible.

Para Detective, Sophie Calle le pidió a su madre que contratara a un detective privado que la siguiera.

Luego ella contrastaría la información de ese detective con la de sus propios diarios.

Intimidades expuestas

 

En esta búsqueda y creación a partir de detonantes de sus procesos más íntimos destacan piezas como Cuídese mucho.

Una obra coral en la que Sophie Calle reunió a 106 mujeres para responder una carta de ruptura amorosa.

Esta carta fue respondida e interpretada desde distintas disciplinas teóricas y artísticas.

Al final trascendió una reacción directa a un suceso y se transformó en una narración en sí misma.

 

Colaboraciones creativas

 

A menudo en el arte conceptual se desdibujan los límites entre literatura y artes visuales.

Por ello, la colaboración que realizaron Sophie Calle y el escritor estadounidense Paul Auster resultó de lo más provechosa para ambos creadores.

Calle le pidió a Auster que creara un personaje inspirado en ella.

El escritor introdujo a Maria Turner en su novela Leviatán, y a partir de sus detalles Calle desarrolló instalaciones y proyectos fotográficos.

Durante varios años el escritor y la artista mantuvieron el vaivén de este proceso.

Sophie Calle es una de las artistas más reconocidas de la actualidad.

Abrió brecha en la manera de mostrar todos los resquicios de su intimidad, siempre manteniendo el control sobre la mirada.
También te puede interesar:

Las profundas contradicciones juguetonas de Annette Messager

John Baldessari: Adiós al gigante del arte conceptual

A experimentar todos los sentidos con el arte de Marta Minujín