Pejac, el artista que llevó esperanza y arte urbano a una cárcel
10343
post-template-default,single,single-post,postid-10343,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Pejac, el artista que llevó esperanza y arte urbano a una cárcel

Pejac, ha llevado esperanza y arte urbano a la cárcel más antigua de España.

El artista cántabro presentó su proyecto Mina de Oro realizado en el Centro Penitenciario de El Dueso.

Durante 11 días, Pejac trabajó junto a los reos para dar vida a tres singulares piezas.

Estas representan el valor de la condición humana, su resistencia a la adversidad, la necesidad de crear y su deseo de dejar una marca.

La forma de los días

 

El mural La forma de los días expresa la perseverancia como una de las virtudes más valiosas en esta prisión.

Pejac y los internos pintaron un árbol con las marcas originales en las paredes de las celdas para hacer un seguimiento de los días que han pasado encerrados.

Para el artista, cada día en el interior es un día que te acerca a la libertad.

Valor oculto

 

No todo lo que brilla es oro.

Esta pieza realizada con una hoja de oro de 22 quilates y un tablero de basquetbol representa el lujo.

El artista transforma un objeto cotidiano en uno de lujo para que los internos puedan jugar diariamente con él.

Crear lujo al alcance de todos.

 

Paredes huecas

 

Con este último busca restar valor a la dureza de las paredes y la presión de quienes diariamente caminan entre ellas.

Mensajes que dan esperanza a estas personas y la humanidad.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment