Los abstractos y vibrantes murales de Hellbent

Viernes 26 de Marzo 05.34 GMT

 

Cuando uno se topa con un mural de Hellbent lo puede identificar inmediatamente debido a los patrones y vibrantes colores que este suele emplear.

Por lo general Hellbent recurre al recurso de crear franjas de colores brillantes que combinan con patrones que hacen contraste, lo que brinda a cada creación un toque sumamente especial y alegre.

Para este artista urbano, la música es de suma importante y eso lo podemos ver reflejado en diversos aspectos. El primero es que en 2003 decidió usar el seudónimo de Hellbent debido a que es un gran fanático del cantante punk Richard Hell.

 

El segundo aspecto en el que podemos observar esta intensa pasión que siente por la música es que en todas sus creaciones existe una especie de ritmo ya que sus pinturas son como la música que le gusta: ecléctica, divertida y nada predecible.

Desde hace 21 años su inspiración proviene de las calles de Nueva York, cuidad en la que vive felizmente y asegura que jamás le cansará.

 

Pero, ¿de dónde proviene ese toque tan especial con el que cuentan sus murales y pinturas? De algo tan sencillo como una placa hecha a mano para dar forma a sus patrones, uno de los recursos que más emplea en cada una de sus obras.

 

Otro aspecto importante en su trabajo es el de crear profundidad y para esto utiliza una gama de colores interesante, además de crear sombras.

Sin duda alguna el equilibrio en los murales de Hellbent es clave, pues hace que sus obras abstractas luzcan simplemente maravillosas.