INSA, arte en movimiento

Viernes 06 de Noviembre 06.09 GMT

 

La trayectoria pictórica del artista británico INSA es extensa, pero su mayor aportación al mundo del arte es su innovadora manera de hacer arte callejero digital.

Las creaciones e instalaciones hiperrealistas del diseñador son expresiones que, comúnmente, contrastan y fusionan el fetichismo de las mercancías y el deseo sexual.

Originario del Reino Unido, INSA comenzó a pintar a partir de la edad de 12 años y, desde ese entonces, su ímpetu artístico exploró varias plataformas; entre ellas, la producción de películas de terror alusivas al protagonista de Nightmare on Elm Street: Freddie Krueger.

El trabajo de INSA se distingue por la perfecta mezcla de realidad y fantasía que manifiesta en toda su obra, con la que ahonda diferentes enfoques y salidas para su agenda.

Creador del concepto GIF-ITI, con el que interviene paredes en las calles y las convierte en GIF animados, INSA ha implementado un mecanismo único en el campo de las artes visuales.

Dicho método consiste en pintar murales, fotografiarlos, repintarlos y volverlos a fotografiar para convertirlos en el formato en movimiento.

Este proceso creativo, de acuerdo a testimonios del artista, surge a partir de observar que el arte, tarde o temprano, se reduce a pixeles.