Josef Albers, el maestro de lo abstracto y el color

Jueves 19 de Marzo 08.30 GMT

 

El 19 de marzo de 1888 nace el afamado artista y profesor alemán Josef Albers.

Albers, estudió pintura bajo la tutela de Franz von Stuck en la Real Academia de Bellas Artes de Munich y continuó sus estudios de 1920 a 1923 en la Bauhaus Weimar.

Ahí, se inscribió en el curso preliminar impartido por Johannes Itten y asistió al taller de pintura de vidrio.

Fue así como Walter Gropius lo nombró miembro del personal docente de la Bauhaus y posteriormente profesor de diseño de muebles y trabajo con vidrio.

En esa época, Josef Albers también se casó con Anni Albers, entonces estudiante de la Bauhaus.

De 1925 a 1927-28, dirigió el curso preliminar en la Bauhaus Dessau junto con László Moholy-Nagy.

Después de la partida de este último en 1928, Albers se convirtió en el único director del curso preliminar y también en el jefe del taller de carpintería.

En la Bauhaus Berlín, enseñó clases de dibujo y letras hasta la disolución de la escuela en 1933, bajo la presión nazi.

 

El maestro de lo abstracto 

 

Josef Albers migró a Estados Unidos dando clases en la facultad de Black Mountain College (Carolina del Norte), donde coincidió con estudiantes como Clara Porset, John Cage, Robert Rauschenberg, Cy Twombly, Ray Johnson, Susan Weil, Donald Judd y Merce Cunningham.

En 1935, viajó, con Anni Albers por primera vez a Cuba y México, quedando impresionados con la arquitectura. Incluso, conocieron al arquitecto mexicano Luis Barragán y su obra.

Consumado diseñador, fotógrafo, tipógrafo y poeta, Josef Albers, destacó por su trabajo abstracto.

De este modo realizó diversas obras pictóricas sobre la teoría de la forma y el color, dando pie a sus series Homenaje al cuadrado, inspirada en México.

De 1950 a 1958, Albers dirigió el Departamento de Diseño de la Universidad de Yale, donde enseñó a Richard Anuszkiewicz, Eva Hesse y Richard Serra.

Además, recibió el Premio Konrad von Soest del Landschaftsverband Westfalen-Lippe en 1958, la Medalla AIGA del Instituto Americano de Artes Gráficas, Nueva York, en 1964 y la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania en 1968.

En 1973, se convirtió en miembro de la Academia Americana de Arte y Ciencias en Boston, sin olvidar que recibió un total de 14 doctorados Honoris Causa en Estados Unidos, Canadá y Europa.

Josef Albers vivió y trabajó en New Haven con Anni Albers, hasta el día de su muerte, el 25 de marzo de 1976, no sin antes representar una transición entre el arte europeo tradicional y el arte norteamericano.

 

También te puede interesar:

100 años de la Bauhaus: 5 edificios de esta corriente que debes conocer

Nuestros homenajes favoritos a la Bauhaus por sus 100 años

10 mujeres artistas que la escuela de arte Bauhaus ignoró