Daniel Arsham, el escultor de la deconstrucción y el movimiento

Miércoles 11 de Noviembre 18.17 GMT

 

Para el artista estadounidense Daniel Arsham, la arquitectura es un tema predominante con el cual se rompen las fronteras del arte y la interpretación.

Criado en Miami, Arsham asistió a Cooper Union en la ciudad de Nueva York, en donde recibió el premio Gelman Trust Fellowship Award en 2003.

Desde entonces, la experimentación estructural, la investigación histórica y el ingenio satírico se entrelazan en su obra para responder a la continua interrogación de Arsham: ¿Cuál es la línea que divide lo real de lo imaginario?.

“Arsham hace que la arquitectura haga cosas que se supone que no debe hacer, minando la experiencia diaria en busca de oportunidades para confundir nuestras expectativas de espacio y forma”, se lee en la trayectoria del artista multidisciplinario.

Muestras dominadas por gestos simples, pero paradójicos, en donde es posible ver esculturas clásicas con cavidades en su estructura, paredes que se contraen y fachadas que ondean con el viento.

Arsham se caracteriza por rebasar las fronteras creativas y adaptar su práctica a distintas circunstancias. De este modo, en 2004 trabajó con el emblemático coreógrafo Merce Cunningham, para quien diseñó el escenario de su espectáculo eyeSpace; trabajo que lo hizo acreedor de un lugar en The Walker Museum.

Cofundador de Snarkitecture, el trabajo de Ashram se ha expuesto en PS1 en Nueva York, The Museum of Contemporary Art en Miami, The Athens Biennale en Grecia, The New Museum en Nueva York, entre otros.