Cuatro artistas brasileños imperdibles

Martes 03 de Agosto 10.17 GMT

 

Brasil no solo destaca por contar con impresionantes talentos deportivos sino con una gran cantidad de innovadores artistas contemporáneos.

Por dicha razón aquí te dejamos cuatro de los mejores artistas contemporáneos que están dejando el nombre de Brasil en alto con sus impactantes trabajos. 

 

Adriana Varejão

Las obras de la artista Adriana Varejão están, generalmente, cargadas de referencias. Su trabajo, siempre conformado por diversas capas de realidad, está poblado de referencias históricas y literarias, lo que resulta fascinante.

En sus piezas barrocas da cuenta de uno de los aspectos principales de sus investigaciones: el cuerpo en un contexto histórico y estético.

Varejão examina las consecuencias que el periodo colonial de Brasil tiene en la configuración actual de esa sociedad, así como en la historia de la producción de imágenes.

 

Ernesto Neto

Ernesto Neto es, sin lugar a dudas, uno de los artistas de instalación brasileños más destacados de los últimos tiempos debido a que lleva a cabo obras de arte a gran escala inspiradas en formas orgánicas, como la topografía interior del cuerpo humano.

El trabajo de este artista se caracteriza, principalmente, por utilizar materiales elásticos y por fomenta la interacción del espectador, invitando a uno a tocar o sumergirse en sus obras. 

Su trabajo forma parte de las colecciones permanentes de la Tate Gallery en Londres y el Guggenheim de Nueva York.

 

 

Beatriz Milhazes

Una de las artistas brasileñas más prominentes es Beatriz Milhazes, pues vuelca en sus lienzos toda la riqueza cultural de su país.

El trabajo de Milhazes toma algo de la estética del movimiento psicodélico de los 70 y consta siempre de obras de gran formato en el que mezcla elementos ornamentales, flores que recuerdan jardines exóticos, formas circulares que se superponen hasta que casi consigue hipnotizarnos. 

En los últimos años ha expuesto en numerosas galerías y museos como la Fundación Cartier de París, el Museo Nacional de Arte Reina Sofía, el Museo de arte Contemporáneo del Siglo XXI en Japón y también ha representado a Brasil en la Bienal de Venecia.

 

Vik Muniz

Una de las exportaciones más famosas del mundo del arte brasileño es Vik Muniz. 

Nació en 1961 en el seno de una familia de clase trabajadora en la políticamente turbulenta São Paulo y desde entonces se ha elevado al reconocimiento internacional al convertirse en un artista aclamado por la crítica y con éxito comercial. 

Muniz, quien empezó como escultor, migró a los medios del dibujo y la fotografía y ahora crea reinvenciones de imágenes icónicas de materiales comunes y apropiados como papel, chocolate y basura inspirados tanto en la cultura pop como en la historia clásica.