Jon Batiste, el sonido cool del jazz

Lunes 31 de Mayo 08.00 GMT

 

Jon Batiste es uno de los artistas más cautivadores que existen en la actualidad en el mundo del jazz. Esto gracias al ecléctico sonido con el que cuenta y por su apasionante forma de vivir la vida, lo que se refleja en su innovadora propuesta musical.

Este artista originario de Metairie, Louisiana, de tan solo 34 años de edad, suena como Esperanza Spalding, Harry Connick, Jr. y Robert Glasper, aunque esta descripción puede que le quede algo corta.

Batiste saltó a la fama luego de haberse convertido en el líder de la banda del show de Stephen Colbert y su música realmente se popularizó entre las masas gracias a que compuso varias de las canciones de Soul, película animada de Pixar.

Pero antes de que esto ocurriera, Batiste ya se había ganado un lugar en el mundo del jazz gracias a la frescura con la que contaban sus composiciones, lo que se puede apreciar en su álbum debut Times in New Orleans (2005).

Batiste, quien fue criado en Nueva Orleans, se hizo profesional en Nueva York cuando apenas tenía 17 años. No fue sencillo, pero lo hizo, saltó al vacío al lanzarse a la meca del mundo del jazz y lo logró en grande. 

La música corre por su sangre desde pequeño y eso se debe a que proviene de una familia de destacados músicos, entre ellos sus dos tíos Lionel Batiste, de la Treme Brass Band, y Milton Batiste, de la Olympia Brass Band.

Pero Jon Batiste no es un músico como cualquier otro ya que él tiene claro que el jazz fue hecho para protestar y justo esto ha sido su gran diferenciador.

Varios han minimizado el impacto que Batiste está teniendo en las nuevas generaciones debido a que su música se ha comercializado como hace mucho no se veía en el mundo del jazz, pero él lo tiene claro y usa su talento para hablar por los que nadie quiere escuchar.

Batiste, quien el año pasado participó en decenas de protestas pese a la pandemia que tomó al mundo por sorpresa, alza la voz cada vez que puede por la lucha de millones de hombres y mujeres negras que sufren de racismo en Estados Unidos.

Pero su lucha no para ahí ya que cree que el cambio no se dará solo protestando, por lo que da un paso más y es justo por eso que todas las semanas, sin importar que tan llena esté su agenda de compromisos, da clases de piano gratuitas en un centro comunitario de Town Hall, en Nueva York.

Si aún no has escuchado nada de Jon Batiste tal vez quieras hacerlo de inmediato (puedes empezar por su disco más reciente We Are), pues te aseguramos que su nombre lo escucharás muchas veces más en el futuro debido a que es un músico que llevará al jazz a lugares nunca antes vistos.