DOMi y J.D. Beck, una fuerza emocionante

Lunes 19 de Abril 13.06 GMT

 

 

¿Qué pasa cuando se junta la música, la amistad, el talento y las ganas? El resultado es DOMi y J.D. Beck, una pareja asombrosamente joven vestida en trajes de esquí similares a los de la década de 1980 con estampado de emojis y sonido futurista tipo jazz a ritmo acelerado con todo el feeling; él en la batería, ella en los teclados.

Esta agradable sorpresa musical comenzó como una serie de videos que se volvieron virales en Youtube, llamando la atención de productores como Thundercat, el colaborador de Prince, MonoNeon, Will.i.am, Skrillex, y varios más que no tardaron mucho en adoptarlos en la escena del jazz de Los Ángeles, quienes de su ronco pecho los consideran al día de hoy como una de las fuerzas jóvenes más emocionantes de la música. 

 

El origen de DOMi y J.D. Beck: Amistad, Jazz, y mucho más

 

J.D. Beck, de 17 años, es el baterista y comenzó su carrera de músico a los 8 años y de productor a los 12 años. Patrocinado por Vic Firth, nació en Dallas, Texas y estudió a los grandes nombres de las percusiones en YouTube antes de llegar a la adolescencia. Después de desarrollar algo palpable con dedicación y práctica, comenzó a asistir a sesiones improvisadas y a montar conciertos con amigos. Pronto fue que se encontró rodeado de un montón de talentosos músicos que hacían hip-hop y neo-soul y lo fueron educando y promoviendo para irse relacionando con colegas de la escena local. Muy pronto se volvió acompañante frecuente de Jon Bap y Anna Wise.

DOMi, la tecladista de 20 años, nacida en Francia, es la mujer más joven entre los principales innovadores de teclados del mundo y patrocinada por Yamaha Synth Artist y Spectrasonics, se unió a un conservatorio de música cuando era niña, y recuerda que la mayoría de las personas que la rodeaban tocaban jazz, lo que llevó a improvisar y a volverse versátil tanto en piano como en demás instrumentos, incluyendo la batería. Su oficio y determinación hicieron que no pasara mucho tiempo para que recibiera una beca del Berklee College of Music de Boston y concretara su mudanza a los Estados Unidos.

 

Visita a DOMi & JD Beck en Instagram y prepárate para su jazz de ritmo rápido y experimental con inflexiones de hip-hop, mezclado con referencias de videojuegos y caos organizado. Fuente: DOMi Instagram.
 

Sus caminos finalmente se cruzaron en la feria musical NAMM gracias a su colaborador Sput, también conocido como Robert Searight II de Snarky Puppy, pero no fue hasta tocar juntos que se dieron cuenta de que entre ambos había algo valioso. “Estaba listo para que nos golpeáramos musicalmente unos a otros”, recuerda JD con cariño. Y así ha sido.

 

 

Una carrera con todo por delante

 

Al día de hoy, DOMi sigue sin saber explicar el género que crean, ya que ha declarado en entrevistas: “No tengo idea de qué tipo de música hacemos. No pienso en categorías cuando creamos o jugamos porque creo que es restrictivo, aunque también suelo decir que tocamos 'samba japonesa suave de baja fidelidad'".

Por su parte, JD explica: “Solo quiero hacer algo nuevo. No quiero que la gente nos asocie con ningún género, porque queremos ser simplemente nosotros". Para él, la música es tocar todo lo imaginable y tratar de hacer algo extraño.

Ambos escriben las canciones, producen y arreglan cada nota y cada acorde, lo que a lo postre refleja el resultado de su talento: una tonada que conocemos y nos envuelve, pero que con la chispa de J.D. Beck y DOMi, lo sentimos nuestra, renovado y despejado de los polvos del pasado, es más, hasta con prisa de llegar al futuro y quedarse ahí esperando a las siguientes generaciones.

Aunque para ellos, todo es mucho más simple. Se trata de hacer algo divertido, de querer volver a hacerlo, evitar el drama y todas esas cosas tontas e inútiles de las que a la gente le encanta hablar, y pasar más tiempo practicando y tratando de convertirte en una mejor persona.