Un recorrido por la historia del Museo Británico

Miércoles 15 de Enero 14.19 GMT


Un recorrido por la historia del Museo Británico


El Museo Británico inaugurado el 15 de enero de 1979, posee una historia llena de destacados aristas que lo convierten en un recinto único.

La idea nació en 1753, cuando al fallecer Hans Sloane, médico y naturalista, donó alrededor de 80 mil objetos de su colección privada al Estado británico.

Entre ellos, también se encontraron cerca de 40 mil libros de incalculable valor.

Las piezas eran de Egipto, Grecia, Roma y América, por mencionar algunos sitios.

Al comienzo, la Casa Montagu fungió como la sede que albergó dichos elementos; sin embargo, debido a posteriores adquisiciones y donaciones el sitio debió crecer.

Renovación y renombre

 

En 1852 se concluyó con el nuevo edificio dedicado al Museo Británico, neoclásico y obra del arquitecto Robert Smirke.

Mientras que en el 2000 se añadió la última ampliación, el gran atrio de Isabel II que cuenta con un techo de vidrio y acero de Norman Foster.

El lugar está consagrado principalmente a las antigüedades y consta de diez áreas distintas.

Ubicado en Great Russell Street en el barrio de Bloomsbury, actualmente tiene 8 millones de objetos y recibe entre 5 y 6 millones de visitantes anuales.

Lo que lo hace uno de los más importantes a nivel internacional junto con el Louvre de París y el Metropolitan Museum de Nueva York.

 

También te puede interesar:

Whale, el museo noruego que promete ser una belleza acuática

El encanto parisino del Museo de Orsay

Datos interesantes de uno de los museos más famosos del mundo: El Louvre