Giacomo Puccini, la ópera en el cambio de siglo
20399
post-template-default,single,single-post,postid-20399,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Giacomo Puccini, la ópera en el cambio de siglo

Giacomo Puccini, el renovador de la ópera italiana, nació un 22 de diciembre de 1858 en Lucca, Italia.

Nacido Giacomo Antonio Doménico Michele Secondo María Puccini, fue descendiente de una familia de más de cinco generaciones de músicos.

Su trabajo representa la transformación estética del cambio del siglo XIX al XX.

Puccini recibió educación musical, y se dice que fue descubrir Aída, la ópera de Giuseppe Verdi, lo que lo impulsó a componer sus propias obras.

En 1880 ingresó en el conservatorio de Milán para perfeccionar sus estudios.

Milán le permitió también a Giacomo Puccini entrar en contacto con una vida intelectual efervescente.

Ópera y verismo

 

En 1883, Giacomo Puccini escribe Le Villi, su primera ópera, pero fue con Manon Lascaut, de 1893, que obtuvo el éxito que deseaba.

De 1896 a 1904, Puccini compuso las tres obras que lo cimentaron como uno de los autores más exitosos de su tiempo: La Bohème, Tosca y Madama Butterfly.

En ellas se introduce el verismo, la tendencia post-romántica de centrarse en personajes cotidianos, vinculada con el realismo.

Estas óperas las hizo en colaboración con los libretistas Luigi Illica y Giuseppe Giacosa.

Al mismo tiempo vivía una vida de placeres en su casa de Torre del Lago.

Tras un accidente y la muerte de Giacosa, Giacomo Puccini entró en un periodo de crisis.

 

Los últimos años

 

Hacia el final de su vida, Puccini creó Il Trittico, tres óperas de un solo acto en tres géneros contrastantes.

En 1924 dejaría inconclusa Turandot, ya que su muerte el 29 de noviembre interrumpiría el largo proceso de trabajo.

Esta ópera la terminarían Arturo Toscanini y Franco Alfano a partir de notas y partituras de Puccini.

Se sabe que Giacomo Puccini, al saber que su enfermedad estaba en fase final, le había pedido a Toscanini: “¡no abandones mi Turandot!”

El legado de Puccini destaca en su maestría con las orquestas, en su deseo de innovar en las formas y en la afinidad por temas novedosos.

La manera en la que construye atmósferas por medio de los sonidos sentaría las bases para la música incidental del cine.

Así, Giacomo Puccini no solo fue un innovador en su forma musical, sino el antecedente de formas musicales venideras.

 

Giacomo Puccini, retrato
Giacomo Puccini, retrato
Giacomo Puccini, retrato
Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment