Tres cineastas coreanos que debes conocer

Viernes 07 de Febrero 13.27 GMT


Tres cineastas coreanos que debes conocer


Cada país tiene su forma peculiar de ver la vida y el cine no escapa de ello.

Corea es un país que ha crecido mucho en cuanto a cinematografía se refiere.

Dando como resultado interesantes directores que llevan a la pantalla su visión e historias por demás recomendables.

Aquí te dejamos tres de ellos que debes conocer:

Bong Joon-ho (1969)

 

Este creativo se caracteriza por conectar con la audiencia. Su calidad artística es innegable.

Otro de los aspectos por los que se le reconoce es su maestría a la hora de fusionar géneros, es decir, puede ir del drama a la acción y oscilar entre ellos.

Arriesgado, toca temas incómodos, logrando estremecer al espectador cuando menos se lo espera.

Su estilo posee un humor negro, así como cambios repentinos en la trama.

La última cinta que presentó  fue Parásitos, una fuerte contendiente para los premios Oscar 2020.

Cuenta con entregas como: Memories of Murder (2003), The Host (2006), Mother (2009) o  Snowpiercer (2013).

 


Kim Ki Duk (1960)

 

Es conocido por su impecable vanguardismo narrativo en el que aborda profundas reflexiones psicológicas y filosóficas.

Su discurso visual es potente y suele anteponer la imagen al diálogo, todo con la finalidad de provocar y ser mucho más que una película. 

A lo largo de su trayectoria ha sido bien recibido tanto por el público como por la crítica.

Entre sus filmes están: Samaritan Girl (2004), Time (2006), Aliento (2007) o Pietá (2012).

 


Hong Sang-Soo (1960)

 

Puede ir de la comedia al drama en cuestión de segundos. El cineasta hizo su debut con The Day a Pig Fell into the Well (1996) a la edad de 35 años.

Con ella, recibió una critica favorable, así como distintos reconocimientos.

Uno de los temas a los que más recurre es a la cotidianidad y en ella se sumerge usualmente en las relaciones humanas.

Le gusta realizar escenas de una sola toma o comenzar y terminar con un zoom.

Quienes han colaborado con él comentan que de pronto hace cambios en el guión el mismo día de la filmación, por lo que siempre es una sorpresa el resultado.

Desaliñado, espontáneo y minimalista tiene como ejemplos de su estilo a: Noche y día (2008), Book chon bang hyang (2011), Ahora sí, antes no (2015) y Lo tuyo y tú (2016).

 

 

También te puede interesar:

Muere Kirk Douglas, el legendario actor del cine clásico de Hollywood

El Cine Ópera, un lugar de nostalgia congelado en el tiempo

Akira Kurosawa: El samurái que marcó al cine japonés