Kenzo Tange: El equilibrio arquitectónico entre lo humano y lo moderno

Miércoles 04 de Septiembre 14.04 GMT


Kenzo Tange: El equilibrio arquitectónico entre lo humano y lo moderno


Kenzo Tange fue un arquitecto y urbanista fundamental para comprender al Japón actual.

Nació el 4 de septiembre de 1913 y es reconocido como uno de los grandes maestros de su tiempo.

Se vio influenciado por el estilo europeo y estadounidense, pero poco a poco cimentó uno propio.

La mayor parte de la obra de Tange se localiza en su país, aunque también contribuyó en otras latitudes.

Entre sus trabajos más destacados se encuentran el Estadio Olímpico o la Catedral Santa María, en Tokio.

También es autor de la embajada de Japón en México y otras edificaciones en Shanghái.

Una arquitectura cercana

 

Tange consideraba que la arquitectura debía ser cercana a las personas.

Si bien la tecnología y avances eran importantes, también lo eran los espacios humanos, acogedores.

Se regía por aspectos, formas y espacios lógicos, pero siempre trataba de generar un vínculo con quienes se relacionaban de alguna forma con el lugar.

Muestra de ello fue su participación en la construcción del Parque y Museo Memorial de la Paz de Hiroshima.

Después de la bomba atómica, fue el encargado de este sitio que evidentemente contiene una fuerte carga emocional. 

Murió el 22 de marzo del 2005 y se le recuerda como pieza clave de la arquitectura moderna japonesa.