Frank Gehry: el travieso constructor de lo sublime

Viernes 28 de Febrero 09.37 GMT

 

El 28 de febrero de 1929 nace el arquitecto canadiense y ganador del Premio Pritzker, Frank Gehry.

Asentado en Estados Unidos, es reconocido por sus innovadores y peculiares diseños deconstructivos.

Se graduó de arquitectura en la Universidad del Sur de California en 1954, obteniendo más tarde la nacionalidad estadounidense.

Además, estudió urbanismo en la Escuela de Diseño en la Universidad Harvard.

Años más tarde, Frank Gehry se trasladó con su esposa e hijas a París, donde trabajó en el estudio de André Rémonder.

Allí permaneció un año, estudiando las obras de Le Corbusier y otros arquitectos franceses y europeos, así como las iglesias románicas existentes en Francia.

 

El deconstructor 

 

A su regreso a Los Ángeles, Frank Gehry abrió su propio despacho de arquitectura.

De este modo desarrolló su estilo arquitectónico ganando reconocimiento nacional e internacional.

Con diseños impactantes y realizados con materiales inacabados, sobresalen las formas geométricas simples que crean una corriente visual entre ellas.

Así, Gehry pretende ofrecer una obra de arte en todo sentido de la palabra con su toque deconstructor, sin olvidar la funcionalidad del edificio.

Ganador de diversos reconocimientos internacionales, destaca en su lista el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, en 2014.

Entre sus trabajos más icónicos se encuentran la Casa Danzante en Praga, la Sala de Conciertos de Walt Disney en Los Ángeles, así como el Museo de Arte Weisman, en Minnesota.

 

También te puede interesar:

Arquitectura diabólica: Edificios tan majestuosos que asustan

Cinco arquitectos japoneses que debes conocer

Oscar Niemeyer, el revolucionario que sentó la arquitectura moderna