El estadio de Hangzhou que se inspiró en la flor de loto

Miércoles 18 de Marzo 06.34 GMT

 

El Estadio del Centro Olímpico de Deportes de Hangzhou concluido en 2018,  se caracteriza por ser una imponente obra arquitectónica con peculiaridades y belleza únicas. 

Obra de la firma NBBJ, fundada en Seattle (1943), se ha extendido por Hong Kong, Londres, Pune y Shanghái, por lo que cuenta con amplia experiencia y pericia. 

El diseño tuvo su inspiración conceptual en la flor de loto, por lo que cuenta con 56 pétalos de acero que se entrelazan para formar una figura excepcional.

Y aunque originalmente fue planeado para partidos de futbol, su flexibilidad permite albergar una gran variedad de eventos. 

Es así como sus 400 mil metros cuadrados tiene espacio para 80 mil espectadores. 

Ubicado en Hangzhou, frente al río Qiantang se alza imponente con un diseño innovador y estético.  

También hay que mencionar que se priorizó la sostenibilidad ambiental, debido a que se utilizó menos acero de lo que usualmente se emplea en este tipo de proyectos. 

Las fachadas exteriores y estructura del techo se realizaron digitalmente, es decir, la tecnología fue fundamental en esta empresa. 

Finalmente cuenta con colores claros, áreas de vegetación y un estadio complementario de tenis que tiene capacidad para 10 mil asientos. 

 

También te puede interesar:

Paradiso Ibiza Art Hotel, el lugar que lo tiene todo para disfrutar

Casas domo, la apuesta futurista de Rusia en diseño y construcción

Un lugar que invita a la inmersión en letras: Librería Chopqing Zhongshuge