Prismas, colores y libertad en el arte de Else Alfelt

Miércoles 16 de Septiembre 10.13 GMT

 

Representante medular del arte abstracto danés, Else Kirsten Tove Alfelt nació en Copenhague, Dinamarca, el 16 de septiembre de 1910.

Siete años después, como resultado de la separación de sus padres, Alfelt arribó a un orfanato en donde vivió hasta cumplir quince años y tuvo su primer contacto con la pintura.

Esta pasión le acompañó a lo largo de su vida y mediante ella legó al arte una manera novedosa de retratar la naturaleza, los procesos emocionales internos y la espiral de la vida.

Compañera del también artista Carl-Henning Pedersen, ambos participaron de manera sobresaliente en el grupo de experimentación artística CoBrA (Copenhague, Bruselas, Ámsterdam).

En él, colaboraron junto a otros artistas relevantes, entre ellos, el escenógrafo y arquitecto Aldo van Eyck, el pintor Christian Dotremont y el artista Hugo Claus.

 

 

La primera muestra en la que Else participó con dos retratos naturalistas fue en la Exposición de Otoño de Artistas en 1936, piedra angular para sus futuras exposiciones y colaboraciones artísticas.

Entre ellas destacaron The Line (1934-1939), Harvest (1932-1949), The Scandinavians, Internationale Expositie van Experimentele Kunst y Helhesten, movimiento danés precursor de CoBrA.



Points reaching for the sky

Posterior a los viajes que realizó durante la década de 1950 por Noruega, Grecia, Francia, Italia, Estados Unidos, España y varios más incorporó a su trabajo la técnica Ravenna empleada en la realización de mosaicos italianos.

De este modo transformó su pintura abstracta a figurativa y fragmentada, en la que los motivos constantes fueron cuerpos celestes, particularmente la luna.

De dicha estrella, la artista refirió que fue a partir de ella que vivió algunas de sus experiencias más cautivadoras.

“…Durante la luna llena me levantaba de la cama y salía a leer la luz de la luna o simplemente a bañarme en la luz blanca, ver mi propia sombra en la noche…”, afirmó al hablar de su obra más famosa Points reaching for the sky.

Un año antes de su muerte, en 1974, Else Alfelt recibió la Medalla Thorvaldsen por parte de la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca como reconocimiento a su labor.

Actualmente la obra de Alfelt y su compañero Pedersen reside en el Carl-Henning Pedersen & Else Alfelts Museum.