Criaturas robóticas oceánicas hechas de residuos de plástico
8075
post-template-default,single,single-post,postid-8075,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Criaturas robóticas oceánicas hechas de residuos de plástico

El artista Shih Chieh Huang convierte los residuos de plástico en criaturas robóticas similares a las de los océanos.

Shih Chieh Huang hace arte a partir de objetos inverosímiles, utilizando bolsas de basura y botellas de plástico.

Estas esculturas robóticas las crea a partir del diseño digital computadora para crear esculturas robóticas similares a las de los océanos.

Sus creaciones se quedan suspendidas en el techo. Además, se inflan y desinflan a medida que iluminan la habitación en tonos primarios.

Amor por el plástico

 

Chieh Huang desarrolló un apego a materiales inesperados cuando era más joven.

Recuerda haber creado sistemas circulares de juguetes con tubos de plástico y tinta diluida de rotuladores para que la gente los atravesara.

Durante una beca de investigación en 2007, sus pensamientos se centraron en la ciencia y la biología.

Al observar los organismos biológicos luminosos del océano y la forma en que utilizan la luz en su entorno, se inspiró en su práctica.

Incluso, pensó en la forma en que sus esculturas podían imitar estos movimientos, reuniendo diferentes materiales.

Y experimentó para ver qué tipo de criaturas podía crear.

“Desde lejos se ven como extraterrestres, pero cuando se miran más de cerca, todos están hechos de bolsas de basura negras o contenedores de tupperware”

Su trabajo demuestra como las cosas normales pueden volverse mágicas y maravillosas.

“Incubar”

 

Todas estas criaturas robóticas están presentes en la exposición individual de Shih Chieh Huang.

Incubar es su nombre y se presenta en la galería de Feldman.

Ha transformado el espacio de una galería en un entorno alucinante de luz, sonido y maquinaria electrónica.

En el techo, ha colgado esculturas motorizadas, en forma de delicados tentáculos. Estas, han sido fabricadas con bolsas de plástico.

Además, se iluminan y cambian de color a medida que se inflan y desinflan, aparentemente cobran vida propia.

Los ventiladores de refrigeración de la computadora generan movimiento. Estos, también se exhibe el interruptor automático que controla el movimiento de las esculturas.

Otras obras cinéticas están unidas a la pared, y criaturas compuestas de tubos médicos con líquido brillante se encadenan alrededor de la galería entre las columnas.

La inflación y deflación rítmica altamente orquestada de los múltiples apéndices de plástico, que al mismo tiempo suben y bajan.

Incluso, se expanden y se contraen, para crear un espacio de respiración meditativo.

Es así como las criaturas robóticas hechas de material reciclado simulan todo aquello que podemos encontrar en los océanos.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment