Un algoritmo crea música de concierto y compite con Bach
6282
post-template-default,single,single-post,postid-6282,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Un algoritmo crea música de concierto y compite con Bach

¿Crees que un algoritmo sea capaz de escribir música para rivalizar con el compositor alemán Johann Sebastian Bach?

Pues en el concierto The Eternal Golden Braid ¡será posible!

Así es, el centro de aprendizaje y arte Barbican del Reino Unido presentará el próximo 9 de marzo una batalla entre un algoritmo “musical” y el clásico compositor.

Con esto, pretende llevar al límite el eterno amorío entre el arte y la ciencia.

Bach

Gödel, Escher, Bach: An Eternal Golden Braid

El libro “Gödel, Escher, Bach” (1979) escrito por el científico y filósofo estadounidense Douglas Richard Hofstadter, inspiró este proyecto.

Dicho ensayo habla sobre cómo interactúan los logros creativos del lógico Kurt Gödel, del artista Maurits Cornelis Escher y del compositor Bach.

Hofstadter responde: “Me di cuenta de que Gödel, Escher y Bach eran sombras dirigidas en diversas direcciones de cierta esencia sólida central”.

En este texto, Hofstadter anuda la lógica matemática, la biología, la psicología y la lingüística en torno al fenómeno de la autorreferencialidad, fenómeno que ocurre en el lenguaje natural o formal consistente en una oración.

¿Podríamos distinguir entre la música compuesta por un algortimo y la de un compositor?

En este concierto-conferencia, en el que estarán presentes el profesor de matemáticas de la Universidad de Oxford Marcus Du Sautoy, el clavecinista Mahan Esfahani y el compositor Robert Thomas el público decidirá si es posible que un algoritmo pueda crear música.

Bach

El proceso de aprendizaje automático creado por el artista computacional Parag K Mital utiliza los datos de los escritos de Bach para “componer” una pieza propia, mediante un algoritmo.

La idea es que el público logre descifrar la diferencia entre la música compuesta por algoritmo por Robert Thomas y la del músico alemán.

¿Crees que podrías notar la diferencia?

Cortesía Barbican Centre

Sin duda, esta inteligencia artificial podría confundirnos. Y los expertos aseguran que con este algoritmo, se podría terminar de componer”El arte de la fuga”, una pieza icónica de Bach que no logró completar.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment