Kokoshnik: El accesorio ruso que no pasa de moda

Martes 21 de Enero 12.39 GMT


Kokoshnik: El accesorio ruso que no pasa de moda


El kokoshnik es un tocado tradicionalmente ruso que posee una historia fascinante.

La palabra proveniente del eslavo kokosh, que significa pollo o gallo, debido a que las formas recuerdan la cresta de dichos animales.

Es por ello que tanto a tiaras como algunas estructuras arquitectónicas alrededor del siglo XVI, portaron dicho nombre.

Los sombreros destinados a los hombres, hicieron que se diseñara algo parecido que pudieran llevar las mujeres.

Las comenzaron a usar miembros de la aristocracia, pero con el tiempo la situación cambió y lo portaban en ocasiones especiales como bodas, días festivos o retratos.

Estilos y materiales

 

Los materiales iban desde seda, terciopelo o listones. También se adornaban con cuentas, encajes y detalles florales, por mencionar algunos. 

Aunque existen unas mucho más estilizadas que poseen piedras preciosas o hilo de oro.

En tanto, las formas van de triangular a circular o bien con contorno de abanico o pantalla.

Los estilos eran o son tan variados como los distintos sitios de la región.

Desde siempre se distinguieron por su parecido a un halo, que connotaba la espiritualidad de las mujeres.

Estuvieron muy de moda a finales del siglo XIX y generalmente eran para las mujeres casadas.

Así, el tocado femenino tradicional ha sufrido distintos cambios y reinterpretaciones, por lo que actualmente son utilizados por grupos folclóricos, aunque se mantienen como un símbolo de la moda rusa.

 

También te puede interesar:

Iris Van Herpen, una progresista que otorga movimiento a la moda

Joshua Katcher y su metodología para una moda más ética

 Clifford Coffin: Legado fotográfico de elegancia y moda