Historia de un accesorio que nos acompaña desde siempre: el bolso
15573
post-template-default,single,single-post,postid-15573,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Historia de un accesorio que nos acompaña desde siempre: el bolso

La historia del bolso se remonta a los orígenes de la humanidad.

Pronto se percataron de que la piel era el material idóneo para transportar alimentos. 

Recordemos que los pueblos antiguos eran nómadas por lo que debían cargar con sus pertenencias de un lugar a otro.

Hay registros en Egipto acerca de un objeto muy similar a lo que hoy conocemos.

Los griegos le llamaban birsa y los romanos bursa. 

Otras culturas utilizaron pañuelos o telas en los que cargaban lo necesario.

Durante la Edad Media eran comunes los elaborados de piel de ciervo o puerco. 

Mientras que en los siglos XVI y XVII los adornos cobraron relevancia. 

El uso de la moneda o perfumes también exigió un artículo en el que se pudieran guardar.

Hombres y mujeres forman parte de esta cronología. 

Con el paso del tiempo comenzaron propiamente los viajes con equipaje.

Y con ellos una variedad interminable de bolsos de mano para llevar de todo.

En el siglo XIX se diseñaron por petición o gusto. El modelo también implicaba clase social.

A partir del siglo XX su relevancia incrementó.

Así como su utilidad y popularidad. El resto es historia. 

Actualidad del bolso

 

Actualmente el bolso es un accesorio muy común.

Aunque en sus inicios fueron de cuero o telas resistentes, esto ha cambiado.

Un sinfín de materiales se cuentan en su haber.

Se podría decir que derivan de él monederos, carteras o mochilas.

Los estilos pueden ser tan diversos como personas que los utilizan.

La versatilidad es una de sus características, pero en definitiva la prioridad es su funcionalidad.

Hay gran variedad de colores y medidas.

Hay con bolsillos, espejos, cierres, broches, tiras, etcétera.

Para algunos importa su practicidad, para otros da estatus y desean formar parte de las últimas tendencias de moda.

Incluso los hay tan exclusivos que se debe aguardar en una lista de espera.

Lo que sí es que son mundialmente famosos y se convirtieron en parte fundamental para cualquier atuendo.

El bolso sin duda es un complemento perfecto.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment