Faldas, vestidos y prendas artísticas: La delgada línea entre moda y arte
8322
post-template-default,single,single-post,postid-8322,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Faldas, vestidos y prendas artísticas: La delgada línea entre moda y arte

Posiblemente, el arte permea todos los aspectos de nuestra vida, por ello, poder usar prendas artísticas resulta todo un lujo y una excentricidad que solo el arte y la moda podrían realizar.

Indudablemente el arte y la moda se llevan muy bien. Las colecciones de haute couture de las diversas casas de moda del mundo.

Y es que si hay alguna diferencia entre ropa y moda, es que esta última puede funcionar como arte. La moda es imaginativa, emocional y evoca significados y símbolos que van más allá de sólo cubrir el cuerpo.

Pret a Porter vs Haute Couture

 

Por una parte, la moda representa una forma cotidiana de vivir. Los grandes almacenes venden diseños hechos en serie que son fáciles de conseguir . Por lo general, la ropa tiene el poder de expresar estados de ánimo, gustos y definir estilos.

Sin embargo, existe también aquella que pareciera una obra de arte. Prendas cuidadosamente elaboradas y diseñadas por artistas. De estas, se hacen pocas prendas y generalmente son exclusivas. Se trata de la haute couture o alta costura. Finamente diseñadas y confeccionadas.

En este ramo, los diseñadores y diseñadoras se encuentran con un campo sumamente amplio de medios, técnicas e inspiraciones. Todo ello, para crear prendas que tienen mucho más que ver con la fantasía que con la funcionalidad.

Ya no se trata solo de cubrir y proteger el cuerpo de los cambios climáticos y el pudor. Ahora, las prendas artísticas representan un nivel complejo de gustos y formas.

Viktor & Rolf

 

Los diseñadores Viktor Horsting y Rolf Snoeren de Viktor & Rolf decidieron explorar el extremo más lejano del maridaje entre la ropa y arte. Con su colección Haute Couture 2015, demostraron que es posible plasmar pinturas famosas en faldas y vestidos.

Sin duda, un ejemplo literal de que la moda puede ser arte. Y es que lo lograron usando marcos pintados de oro y lienzos blancos. Por si fuera poco, incorporaron “manchas de pintura” que fueron creadas por “una compleja capa de jacquards cortados con láser, Bordados y apliques.

El dúo holandés amplió la idea al convertir dicha colección en una obra de arte en sí misma.

Además, mostraron su impecable uso de la técnica al manipular los artículos usados ​​por los modelos para transformarlos en pinturas escultóricas. Además estas fueron colocadas en una pared blanca.

¿Quién las usaría?

 

Y te preguntarás, ¿Quién, además de Lady Gaga, una fan de Viktor & Rolf, usaría estas prendas artísticas? Pero tal vez este no sea el caso, ni la pregunta más importante.

Aunque alguien quisiera obtener alguna de estas prendas artísticas, desde el momento del desfile, fue imposible hacerlo. Esto, porque la colección completa fue comprada por el coleccionista de arte Han Nefkens. Este amante del arte donó las prendas artísticas al Museo Boijmans Van Beuningen, ubicado en los Países Bajos.

Sin duda, Viktor & Rolf fusionaron el arte y la moda para crear prendas artísticas que elevan la forma de concebir la vestimenta y re-significarla en algo más que simples herramientas que cubren el cuerpo.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment