Louvre crea perfumes inspirados en sus obras de arte
11581
post-template-default,single,single-post,postid-11581,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Louvre crea perfumes inspirados en sus obras de arte

Si alguna vez te preguntaste si se podría oler una obra de arte, te decimos que ya es posible.

¿Cómo fue? El Museo del Louvre y la perfumería Buly trabajaron en esta experiencia visual y olfativa.

Se trata de una serie de fragancias inspiradas en piezas artísticas.

Por ejemplo La Victoria de Samotracia y La Venus de Milo, creadas por Givaudan, Robertet o Symrise.

San José Carpintero de Georges de la Tour, La ninfa y el escorpión, de Lorenzo Bartolini, también forman parte de esta inédita colección.

Las esencias solo estarán disponibles un año, incluidos los seis meses en los que esta gama será presentada en la tienda efímera del Louvre.

¿A qué huelen?

 

El retrato intimista del niño Jesús y su padre en el taller, tiene aromas de verbena, cedro y flores de naranjo.

Para lograr esta fragancia, la perfumista Sidonie Lancesseur se centró en retransmitir la esencia de la obra.

Jean-Christophe Hérault intentó sacar partido a la feminidad de La Venus de Milo con notas de mandarina y de jazmín.

Mientras que Aliénor Massenet pensó en un ramo de flores con La Victoria de Samotracia, dando una mezcla de jazmín, bergamota, magnolia y rosa.

La ninfa y el escorpión, olfateada por Annick Ménardo emana un aroma de heliotropo y almendra amarga.

Estos perfumes sin alcohol forman parte de una gama limitada para la que se han hecho además jabones y postales perfumadas.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment