El diseñador estadounidense se caracterizaba por sus diseños llenos de simplicidad.