Fue el primer japonés en recibir el Nobel de Literatura