Silla BKF: Uno de los muebles más replicados a lo largo de la historia

Miércoles 13 de Noviembre 14.09 GMT



Silla BKF: Uno de los muebles más replicados a lo largo de la historia

El buen gusto nunca pasa de moda y la silla BKF es prueba de ello.

Este artículo es obra de el catalán Antonio Bonet y los argentinos Juan Kurchan y Jorge Ferrari-Hardoy.

De ahí su nombre: Bonet, Kurchan y Ferrari, gracias a los arquitectos y diseñadores que la crearon.

Su nacimiento se dio en 1938, en Buenos Aires, sin imaginar que se convertiría en un icono del diseño del siglo XX.

Dicha pieza es una de las más copiadas a través del tiempo, incluso Estados Unidos la fabricaría ilegalmente y por ello se le conoce de igual manera como silla butterfly.

Sus creadores fueron también fundadores y parte de un movimiento importante en el que participaron artistas, arquitectos e intelectuales: el colectivo Grupo Austral.

Hecha principalmente de acero y cuero y dada su relevancia, incluso es pieza de museos.

Con el paso de los años se ha renovado, añadiendo nuevos elementos, pero siempre conserva su estilo clásico. 

Su proceso generalmente es artesanal y se convirtió en símbolo del diseño argentino.

De característicos bordes redondeados, la silla BKF en definitiva prevalece debido a su autenticidad y bella hechura.

 

También te puede interesar: 

Medai: El arte de transformar sillas simples en mecedoras

Clara Porset: La diseñadora que revolucionó a México y las sillas

Los Eames, la pareja que hizo la silla en la que todos nos hemos sentado