William Klein, el pionero de la fotografía callejera

Lunes 19 de Abril 07.48 GMT

 

Willian Klein es un multifacético artista que es más reconocido en Europa que en Estados Unidos, lugar en el que nació.

Las fotografías que tomó a mediados de la década de 1950 en Nueva York son de las más conocidas y aquellas que lo catapultaron a la fama.

Klein suele ser citado en libros de fotografía junto con Robert Frank como uno de los padres de la fotografía callejera, una de esas etiquetas que intentan clasificar a un artista difícil de poner en una sola categoría.

Pero sin lugar a dudas hay que reconocer que sus inigualables imágenes, granuladas y en constante movimiento, capturan a la perfección la esencia de Nueva York, la pesadez de las multitudes y la soledad del transeúnte.

Su libro Life Is Good and Good for You in New York es un clásico que muestra una serie de fotografías emblemáticas de dicha ciudad, pero de forma más amable.

 

La importancia de Willian Klein como fotógrafo radica en que mostró, muchísimo antes de tantas películas estadounidenses contemporáneas, cómo se ve dicho país a través de un parabrisas y cómo los anuncios neón parpadeantes dan un toque único a cada una de sus ciudades, entre otras muchas cosas.

Los franceses tienden a llamar a Klein el fotógrafo que odia a Estados Unidos, pero tal vez esto es demasiado extremo y una palabra que podría englobar lo que este genio siente por aquel país es decepción por varias declaraciones que ha realizado a la prensa.

 

Klein, que nació en 1928 en Nueva York, ha vivido principalmente en Francia desde finales de la década de 1940, cuando llegó como soldado y finalmente estudió arte ahí.

Su carrera artística empezó como pintor y durante varios años durante las décadas de 1950 y 1960 se desempeñó como fotógrafo de moda para Vogue.

 

A Klein le gusta decir que era un buen fotógrafo de moda gracias a que en realidad no era una persona a la moda.

William Klein destacó en la fotografía de moda, pero a él lo que le apasionaba era retratar las calles y a las personas, lo que hizo que ganara un lugar muy especial en dicha industria.

También hizo una gran cantidad de películas entre las que destacan Who Are You, Polly Maggo, Mr. Freedom, Muhammed Ali the Greatest y Far From Vietnam.

A lo largo de los años, sus fotografías de Nueva York, Roma, Moscú y Tokio son las que han sobresalido, pero también experimentó con la realización de interesantes collages de fotografías y dibujos.

Klein es un artista complejo y completo que no solo rompió reglas, sino que se arriesgó al crear y eso fue lo que lo puso en el lugar en el que actualmente se encuentra: como uno de los grandes genios de la fotografía.