Mujeres artistas que usan silicona para crear extrañas obras de arte
7778
post-template-default,single,single-post,postid-7778,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Mujeres artistas que usan silicona para crear extrañas obras de arte

Sin lugar a duda, el arte puede ser expresado de diversas formas; en el mundo, hay artistas que usan silicona para crear extravagantes obras.

La silicona es un compuesto formado por átomos de silicio y oxígeno. Gracias a su maleabilidad, se ha vuelto un material muy utilizado en diversos aspectos de nuestra cultura popular.

Por ello, no es de extrañar este top de mujeres artistas que usan silicona para potencializar su obra de arte y verse inspiradas por este inusual material.

Esto, debido a que en su forma sólida y gomosa, produce distinguir entre lo natural y lo artificial.

Así como a una sociedad de consumo obsesionada con el rendimiento, la innovación y la flexibilidad de la presentación personal.

Tal vez ahí está una metáfora del mismo compuesto químico.

En todo el mundo, diversos escultores que trabajan con el material también están intrigados por su conexión con lo extraño y lo grotesco:

 “Me gusta la silicona debido a su consistencia similar a la carne y la forma en que mantiene la luz”, dice Hannah Levy.

“Hay una especie de luminosidad si agrega la cantidad justa de pigmento que hace que parezca que tiene algún tipo de vida propia”.

Sin duda estas tres artistas utilizan la silicona para construir obras radicales, reales y que llamen la atención.

Donna Huanca (1980-Estados Unidos)

 

Sus performances generan un espacio en el que cuerpos, materiales y formas se juntan para establecer una arquitectura de la presencia.

El color azul predomina sobre tonos de piel y colores terrenales y aluden a distintos tipos de rocas, minerales y procesos naturales.

Las esculturas totémicas, por otro lado, combinan una variedad de materiales que se relacionan con el cuerpo.

La obra de Huanca cuestiona los sistemas del saber como la biología, la ecología, la geología o la antropología.

Cuando se le preguntó qué es lo que más le interesa de la silicona, la artista dijo: “la efemeralidad de la misma, el olor”.

El material produce un olor sintético. Integrado en obras de arte, genera sensaciones olfativas que pueden intensificar la experiencia visual del espectador.

Es una forma de realzar la dramatización de las obras.

Ilona Szwarc (1984- Polonia)

 

Para una serie de fotografía de 2016 titulada Soy mujer y no proyecto sombras, la artista Ilona Szwarc,arrojó una máscara de silicona.

Esto lo hizo  desde los contornos de la cabeza de su cuerpo.

Szwarc emplea regularmente a mujeres que se parecen a ella para participar en sus proyectos.

Pinta los rostros de sus doppelgangers en formas grotescas y nuevas con el fin de obtener imágenes convincentes.

La artista está interesada en lo que sucede cuando fotografía los moldes de silicona, mientras experimenta con la iluminación.

Según ella, hay un momento de ilusión óptica en el que el molde se registra en una fotografía como si estuviera frente a la lente.

Las fotografías de Szwarc son inquietantes intermediarios entre la realidad y la ficción.

Amy Brener (1982 – Canadá)

 

Suspendidos del techo, así podemos ver los coloridos Flexishields de silicona de Amy Brener.

Muchos toman la forma de vestidos de noche, con protuberancias en los vientres y pechos.

Y estos encierran objetos encontrados como flores, hojas, peines y clavos.

También inserta moldes en el rostro de su difunto padre, mejorando las ideas sobre la memoria y el tiempo.

“Estas prendas imaginarias son barreras protectoras, escudos, que también son delicadas y translúcidas.

Abordan nuestra capacidad de ganar fuerza a través de la vulnerabilidad”.

Mientras que muchos artistas buscan la pulcritud de la silicona, Brener prefiere superficies ásperas y trabajadas.

Esto es porque la silicona es un increíble replicador de detalles finos. Tiene el potencial de parecerse a cualquier cosa, desde piel humana a pantallas de computadora.

Con lo cual, Brener puede crear casi cualquier obra de arte.

Las obras de las mujeres artistas que usan silicona para expresarse, nos mantienen al borde de lo real y lo imaginarios, además nos hacen vivir la obra gracias a su distinguible olor.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment