Las esculturas surrealistas del artista austriaco Bruno Gironcoli
9711
post-template-default,single,single-post,postid-9711,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Las esculturas surrealistas del artista austriaco Bruno Gironcoli

Bruno Gironcoli fue uno de los artistas más idiosincrásicos del siglo XX. Obtuvo reconocimiento público con sus últimas esculturas a gran escala. En ellas, arquetipos y elementos triviales se funden para formar conglomerados futuristas. Aunque su trabajo como escultor es más famoso, también es un artista gráfico.

Además, Bruno Gironcoli también produjo un extenso cuerpo de obras gráficas. Sus trabajos en papel entran en diálogo con esculturas de alambre, objetos de poliéster, instalaciones y esculturas monumentales. Todas, del propio artista. Con su trabajo, Gironcoli hizo que el ambiente artístico se cuestionara nuevas perspectivas sobre la obra escultórica.

Primero artista orfebre

 

Austria vio nacer a Bruno Gironcoli, más específicamente Villach. Comenzó en 1951 un aprendizaje de orfebre en Innsbruck , que completó en 1956 con el examen del oficial .

De 1957 a 1959 y de 1961 a 1962 estudió en la Academia de Artes Aplicadas de Viena. Posteriormente, viajó a París, donde trabajó con Alberto Giacometti quien lo influyó artísticamente. Gironcoli trabajó con diversos materiales: madera, nylon, hierro, aluminio, vidrio, poliéster y alambre. En 1967 tuvo su primera exposición individual en la galería Heide Hildebrand en Klagenfurt. Después, en 1968 tuvo una exposición individual en la galería al lado de San Esteban.

Escultura Römerberg

Desafiando la física con papel

 

Desde el principio, las obras de Bruno Gironcoli en papel fueron más que diseños para sus esculturas. Sobre este material, el artista austriaco tomó sus ideas en dimensiones que trascienden cualquier trabajo concreto sobre materiales físicos. Incluso, en el papel, animó su propia obra escultórica.

Además, divorciado de las leyes de la física, sus figuras esquemáticas, animales, símbolos y aparatos entran en conexiones hipotéticas. Incluso, se fusionan para formar escenas fantásticas y surrealistas. Po ello, sus obras en papel son, literalmente, superficies de consideraciones que buscan rescatar formas de vida potenciales de signos alienados.

Escultura Metallic Paint

Bienal y galardones

 

En 1977, Gironcoli fue nombrado director de la Bildhauerschule de la Academia de Bellas Artes de Viena. Ahí, trabajó hasta 2004 como el sucesor de Fritz Wotruba. Fue galardonado con el Gran Premio Estatal de Austria de Bellas Artes en 1993. Y diez años después, en 2003 fue el representante oficial de Austria en la Bienal de Venecia .

Gironcoli nunca visitó África. Sin embargo, reunió alrededor de 400 máscaras y fetiches africanos. Incluso, las máscaras fueron emitidas en Herberstein en el Gironcoli Museo.

Además, su obra tardía consiste en esculturas monumentales, en su mayoría de madera, hierro y estaño, raramente de aluminio. Todas, contienen motivos fantásticos y surrealistas. Por supuesto, estas, son las más conocidas y tal vez, su mayor legado. Sin duda, Bruno Gironcoli fue enterrado en una tumba dedicada a los honorables, en el Cementerio Central de Viena.

Figuras de Bruno Gironcoli en exhibicion
Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment