La historia del collage: Una expresión en contra del arte tradicional

Jueves 30 de Mayo 23.36 GMT


La historia del collage: Una expresión en contra del arte tradicional


La historia del collage está llena de matices y buenos momentos. Esta expresión artística ha evolucionado a lo largo de los años, en su composición y en sus formas. Más allá del campo del arte oficial, hay ilustradores actuales que utilizan este método consiguiendo resultados geniales. Además, la diferencia entre análogo y digital, ha hecho que mejore su aspecto artístico. Aunque algunas personas lo consideran una expresión que no corresponde al arte, otros guardan una opinion distinta.

Hay artistas y críticos que menosprecian el collage. Casi siempre, guardan la idea de que el autor estaría usando el trabajo de otros para ocultar su falta de habilidad. Incluso un deficiente talento y creatividad. Aunque siendo Picasso uno de los creadores de este medio, parece que no es un argumento sostenible.

El collage existía antes de que lo nombraran

 

Independientemente de la historia del collage, podemos definirlo como una técnica usada para producir arte que usa el ensamblaje de diferentes partes. Todos esos “pedazos” embonan para construir una nueva obra artística. En pintura, un collage se puede componer de fotografías, madera, piel, periódicos, revistas y objetos de uso cotidiano.

Un dato curioso es que los primeros trabajos con collage se remontan a los calígrafos japoneses del siglo X. Estos, usaban recortes de telas y papeles para hacer un fondo sobre el que luego escribían sus poemas.

Además, a lo largo de la historia vemos el uso del collage en diferentes situaciones y épocas. Por ejemplo durante el medievo se pegaban materiales sobre las ilustraciones religiosas para realzar a las figuras que se representaban.

A pesar de estos ejemplos, el collage era una técnica decorativa usada en segundo plano. Fue hasta el siglo XX cuando el collage pasó a adoptar ese nombre y se convirtió en una técnica artística por sí misma.

Contra el status quo del arte

 

El término collage proviene del francés coller , que significa “pegar” y fue acuñado por Pablo Picasso y Georges Braque. Por esto, al principio del siglo XX se convirtió en una parte importante del arte moderno.

Incluso, se considera que fue Picasso quien inventó el collage en 1912 con su pintura Naturaleza muerta con silla de rejilla. Sin embargo, se dice que Georges Braque ya había usado collage en bocetos. El primero había pegado fotografías a sus dibujos en fechas tan tempranas como 1899, y en la primavera de 1912 incorporó hule en forma de rejilla a su citada pintura Naturaleza muerta con silla de rejilla.

Llegó para quedarse

 

La importancia del collage radica en el surgimiento de las vanguardias artísticas del siglo XX. Europa vivía una profunda crisis que desembocaría en la Primera Guerra Mundial. El capitalismo mostraba sus límites y la pobreza económica e intelectual dirigían la sociedad. Por lo tanto, las vanguardias artísticas propusieron romper con todo lo viejo. Además, abogaban por la creación de un nuevo sistema de valores y una nueva sociedad.

Con ello, surgen diferentes ismos. Futurismo, dadaísmo, cubismo, constructivismo, ultraísmo, surrealismo, suprematismo, rayonismo. Y la rebelión era una denominación latente. Y la integración de materiales dentro en el lienzo produjo una revolución en el concepto de la pintura.

Aunque algunos artistas se resistieron a este nueva expresión, se convirtió en una de las banderas de muchas corrientes como el arte ruso. O el surrealismo. Y es hasta la actualidad que el collage lo tenemos presente en nuestro día a día. La historia del collage no dista de la de muchas expresiones artisticas, siempre contra las formas tradicionales y pendientes del contexto.