Dúo de artistas rusos hacen enormes tipografías con sangre humana
7817
post-template-default,single,single-post,postid-7817,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Dúo de artistas rusos hacen enormes tipografías con sangre humana

Con Black Horizon ahora puedes visitar una galería de arte mientras donas plaquetas para crear instalaciones de grandes tipografías con sangre humana.

Así es, el museo BPS22 de Charleroi, Bélgica presenta la muestra Black Horizon de los artistas rusos Andrei Molodkin y Erik Bulatov.

La exposición contiene grandes letras hechas con sangre humana que hablan sobre formas contemporáneas de propaganda.

Además, los artistas piden a cada espectador donar plaquetas de sangre para crear más obras.

Estos lienzo monumentales desestabilizan al público, tanto por el gran tamaño, el significado de las palabras y el material con el que están hechas.

Black Horizon

 

Diversos elementos humanos como la sangre, orina o piel han formado parte de obras artísticas en todo el mundo.

El museo BPS22 juntó por primera vez a dos artistas rusos de distintas generaciones.

Andrei Molodkin y Erik Bulatov que con sus tipografías con sangre humana critican la modernidad.

Mientras Bulatov se encarga de hacer una instalación gigante en ruso llamada НАСРАТЬ (traducida como “para cagar”). Molodkin hará algo un poco más interactivo.

Bulatov se inspiró en la propaganda soviética para nutrir un estilo de pintura que resume sutilmente la historia del arte.

Parte de algunas expresiones populares como HACPATь (que significa “mierda”).

Sus lienzos sacan de la zona de confort al espectador a través de una ilusión de profundidad.

Andrei Molodkin (1966 – Buy)

 

Es un artista conceptual ruso, conocido por sus instalaciones y tipografías con sangre humana.

Su enorme instalación Young Blood sumerge al visitante en un entorno clínico y de video en el que las letras se llenan de sangre humana.

Estas forman frases tomadas de la jerga de los jóvenes y ofrecen una visión sintética de la cultura. Además, remarca las preocupaciones de la juventud.

Además, Molodkin utiliza también la crítica política. Usando un compresor industrial para bombear la sangre donada en recipientes vacíos.

Estas, proyectarán frases de bandas underground rusas que han sido censuradas por el gobierno.

Líneas como THE WALLS TURN RED, BURN THE TEMPLE FUCK THE JUDGE, y COP SHOT JUST FOR KICKS forman parte de Young Blood.

Erik Bulatov (1933 – Sverdlovsk)

 

Bulatov, una figura clave entre los “conceptualistas moscovitas” se inspira también en el arte de la vanguardia rusa.

Es un artista soviético que se crió en Moscú. Su padre era un oficial del partido comunista que murió en la Segunda Guerra Mundial en Pskov.

Mientras su madre huyó de Polonia a los 15 años en apoyo de la Revolución Rusa.

Es por esto que Bulatov continúa emulando el arte de aquel entonces y los cimientos de una cultura artística rusa siguen en él.

Con un estilo gráfico inspirado en el constructivismo, los inmensos lienzos de Bulatov reproducen expresiones populares.

Frases escritas en ruso juegan con los paradójicos mandatos de la propaganda, al igual que este mensaje en letras gigantes que nos afirma “no es tan aterrador”.

Así es como ambos artistas realizan una crítica social y miran a los jóvenes, inquietudes, jergas cotidianas y expresiones.

Sus tipografías con sangre humana, mucho tienen que ver con su contexto social y son una forma de expresar, criticar a la sociedad por medio del arte.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
1 Comment

Post A Comment