5 obras imprescindibles de la Bienal de Venecia 2019

Lunes 20 de Mayo 17.14 GMT


5 obras imprescindibles de la Bienal de Venecia 2019


Sun & Sea (Lituania)

 

Artistas: Rugilė Barzdžiukaitė, Vaiva Grainytė y Lina Lapelytė

A diferencia de otras ferias, la Bienal de Venecia encuentra una cierta unanimidad en sus premios y recompensas. En esta obra, el espectador accede a un hangar, antiguamente ocupado por la marina italiana. Aquí, tiene la posibilidad de observar, desde el primer piso a través de un balcón, un grupo de personas deambulando en la playa. Por supuesto, una playa recreada artificialmente. Es como si de se tratara de una especie de teatro.

Además, gracias a unos pequeños micrófonos, los actores cantan una ópera en la que cuentan sus problemas y angustias. Incluso, hablan sobre las catástrofes naturales que les han molestado en su día a día. Por supuesto, es una crítica irónica y falsamente ligera del consumo y el cambio climático alejado del moralismo paternalista.

Ghana Freedom (África)

 

Artistas: Felicia Abban, John Akomfrah, El Anatsui, Lynette Yiadom-Boakye, Ibrahim Mahama y Selasi Awusi Sosu

Aunque solo sea por el video Sea of Whiteness, de John Akomfrah, vale la pena destacar esta apuesta de Ghana. Además, se trata de su primera participación como pabellón nacional. En esta obra, el país africano ofrece un recorrido laberíntico y sinuoso, diseñado por David Adjaye.

Aquí, destacan los interesantes retratos pintados por Lynette Yiadom-Boakye. Sin duda, una sección algo oscura y recargada pero definitivamente potente. Y por supuesto, un gran homenaje a Okwui Enwezor, al cual está dedicado.

Assembly (Australia)

 

Artista: Angelica Mesiti

Angelica Mesiti convirtió su obra en una especie de espacio para la comunidad y la democracia. Para ello, construyó un anfiteatro de color rojo en el que el espectador puede sentarse a ver el video de tres pantallas que rodean el lugar. Además, en esta obra, la artista se adentra en el Senado italiano y australiano para presentarnos Michela.

Se trata de un estenotipo inventado en el siglo XIX para transcribir los debates parlamentarios. Partiendo de este aparato, Meseti transcribió un poema de David Malouf que el compositor Max Lyandvert ha transformado en una opera. Dicha ópera  que resuena en la sala ofreciendo una reflexión sobre la universalidad del lenguaje y los límites de la traducción, el diálogo y la comunicación.

Deep See Blue Surrounding You/Vois Ce Bleu Profond Te Fondre (Francia)

 

Artista: Laure Prouvost

Diversos críticos han mencionado que esta exposición de la Bienal de Venecia se merece una mención especial. Esto, por el impactó que ha causado en los espectadores. Se trata de una propuesta de la artista Laure Prouvost. “¿Has visto el pabellón francés?”, era la pregunta más frecuente en los pasillos. La frase se refería a la simple y evidente obviedad de haberlo visto. Pero, sobretodo, a la fila de entre 45 minutos  y 2 horas, que hubo en su entrada.

Se trata de una especie de túnel que, une los pabellones de Francia e Inglaterra, y permite entrar así en su mundo onírico y fantaseado.

Pablo Vargas Lugo (México)

 

Por último, pero no menos importante, tenemos a un talento mexicano. El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) envió el trabajo de este artista a Italia. Con un presupuesto de 12 millones de pesos. Su proyecto consiste en una videoinstalación de lenguaje cinematográfico. En el, utiliza dos películas filmadas en el entorno natural de Cuatro Ciénegas, Coahuila. Además, en ellas reinterpreta el Nuevo Testamento y reflexiona sobre el concepto de la fe católica mexicana.