5 artistas sarcásticos que critican y se burlan de la sociedad
7742
post-template-default,single,single-post,postid-7742,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

5 artistas sarcásticos que critican y se burlan de la sociedad

Estos artistas sarcásticos critican a las sociedades contemporáneas por medio de su obra y libertad de expresión.

Cada día, criticamos algo que no nos gusta de nuestra sociedad, con las personas cercanas que convivimos.

Sin embargo, la sátira artística es una forma con la cual es posible expresar la inconformidad o lo absurdo del quehacer cotidiano masivamente.

El sarcasmo es una burla mordaz con la que se pretende dar a entender lo contrario o manifestar desagrado.

Además, el término también se refiere a la figura retórica que consiste en emplear esta especie de ironía.​

Por medio del arte, el sarcasmo ha encontrado cabida como una crítica indirecta, que a su vez se expone de forma evidente.

Gracias a él, artistas de todo el mundo han encontrado un escaparate para manifestarse.

Y sin quererlo, redescubren la importancia social que el arte tiene en cualquier contexto sociocultural.

Aquí te dejamos un top 5 de artistas sarcásticos que cuestionan a la sociedad y al arte mismo.

Tony Futura (Alemania – 1986)

 

Cuando alguien se detiene a ver la obra de Tony Futura solo puede reaccionar de dos maneras: se indigna o muere de risa.

Futura es uno de los jóvenes artistas que rompen con todo para expresar su inconformismo hacia la sociedad. Lo hace sin miramientos ni remordimientos.

Su sátira supera el límite de lo políticamente correcto, por ello el espectador lo ama o lo odia.

Con tan solo 28 años, -el más joven de esta lista- Futura le ha declarado la guerra al consumismo y a la cultura pop.

Esto lo logra con collages digitales. Este artista alemán es capaz de convertir la imagen más inofensiva en una dura crítica, explotando el lado negativo de la cultura popular.

Ataca a las marcas, a la publicidad, al ideal del nacionalismo y a iconos de la historia y del arte.

Piero Manzoni (1933 – Italia)

 

Manzoni no estudió en ninguna escuela de arte. Autodidacta e irreverente desde joven, dedicó gran parte de su trabajo a hacer una sátira del modernismo.

Su obra se basó principalmente en una crítica irónica a la obra de Yves Klein.

Sus trabajos más reconocidos son Aliento de artista, que consistía en una serie de globos blancos rojos y azules unidos a una base de madera.

Estos, eran arte simplemente porque tenían su aliento en el interior.

Sin embargo, su obra más irónica y controversial fue Mierda de artista, una serie de latas que –aparentemente– estaban llenas del excremento de Manzoni.

Tenía una obsesión por marcar la hipocresía y el deseo de permanencia de los artistas y sus fanáticos.

Por ello Manzoni se convirtió en un maestro del avante-garde (obras experimentales e innovadoras ) y del arte conceptual.

Maurizio Cattelan (1969 – Italia)

 

Tal vez a este artista lo conozcas por su escultura La novena hora; en ella, el Papa Juan Pablo II se defiende de un golpe de meteorito.

Se trata de una metáfora de la insignificancia que le da la iglesia católica a las incertidumbres del universo.

Cattelan ha sido comparado con Marcel Duchamp –uno de los más grandes dadaístas-.

Y es que sus esculturas son impresionantes, así como sus críticas duras.

Y aunque podrían pareces simples bromas, lo cierto es que el artista italiano retrata la ironía de las características ya acontecimientos de la posmodernidad.

George Grosz (1893 – Alemania)

 

El dadaísta alemán mostraba sin vergüenza sus ideas más absurdas y crudas sobre lo que su óptica veía.

Una de sus obras más famosas: Los pilares de la sociedad de 1926; enseña una visión grotesca, absurda y nihilista de la vida de los inversionistas y banqueros.

Fue un pintor comprometido ideológicamente, un agitador que usaba el arte como arma en la convulsa Alemania de las primeras décadas del siglo XX.

Comenzó su carrera como caricaturista y en algunas ocasiones, fue llevado a prisión por sus escritos y dibujos.

De 1917 a 1920 se unió al grupo dadaísta de Berlín y participó junto a Heartfield y Otto Dix.

Poco después se convertiría en el principal protagonista de la Neue Sachlichkeit (nueva objetividad).

David Cerny (República Checa – 1967)

 

Cerny es un artista contemporáneo enfocado a la escultura. Llevó la ironía a otro nivel cuando hizo Tiburón: una imagen de Saddam Hussein en un tanque de formaldehído.

Sin embargo, su obra más controversial es Entropa. Creada para marcar la presidencia checa del consejo de la Unión Europea.

Otro de sus trabajos famosos es Viselec de 1997, en este, Sigmund Freud cuelga desde el techo de un edificio en la calle Husova en Praga.

Cerny interpretó con esta escultura el fin de un intelectual de fin del siglo veinte.

Así es como estos artistas sarcásticos e irónicos hacen o hicieron de su obra una forma para expresar la inconformidad de sociedades enteras así como las individuales frente a diversas culturas.

Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment