3 artistas afroamericanos que debes conocer además de Basquiat
8865
post-template-default,single,single-post,postid-8865,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,qode-news-2.0.1,qode-quick-links-2.0,aawp-custom,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

3 artistas afroamericanos que debes conocer además de Basquiat

Aunque muchos aman la obra de Basquiat, es verdad que algunos artistas afroamericanos igual o más talentosos han quedado en el olvido. Y es que el famoso niño prodigio Jean Michel Basquiat no fue el único artista afroamericano. Un incontable numero de artistas afroamericanos incursionaron en la pintura, la escultura y las letras.

Probablemente hayan quedado a la sombra del hijo de Brooklyn debido a su extrema popularidad y sus amistades con artistas como Andy Warhol. Sin embargo, es momento de mirar y recordar sus obras. Como dirían: honor a quien honor merece.

Además, ya llegó la hora de hablar de aquellos talentosos artistas. Quienes por falta de dinero, por su identidad sexogenérica y su identidad racial quedaron en la penumbra. Haciendo frente siempre a la misoginia, al racismo y al clasismo de todas las épocas. 

A continuación te presentamos a la protegida de Rodin, apodada “escultora de los horrores”. A un pintor que luchó contra el racismo de un famoso diario estadounidense. Y a un poeta que lo mismo fue pintor y luchador contra las corrientes de rotundos fracasos .

Edward Mitchell Bannister (Canadá, 1828)

 

Nació en Saint Andrews, Nuevo Brunswick y se mudó a Nueva Inglaterra a finales de la década de 1840. Ahí permanecería toda su vida. Era admirado dentro del amplio mundo artístico de la Costa Este. Además, ganó una medalla de bronce por su óleo Bajo los Robles en la Exposición Universal de Filadelfia de 1876. Sin embargo, cayó en el olvido por los prejuicios raciales.

Era conocido como Bannister y comenzó su carrera oficial como artista cuando un artículo de 1867 en New York Herald los menospreció. El texto decía: “El negro aprecia el arte, pero es incapaz de producirlo”. Sin embargo, con el auge del movimiento por los derechos civiles de 1970, su obra fue reinvindicada.

En el transcurso de su carrera, Bannister recibió la influencia de las pinturas inspiradas en la escuela de Barbizon de William Morris Hunt. Su obra se clasifica dentro del movimiento del Tonalismo. Este, fue un estilo artístico que se caracteriza por las pinturas de paisajes con un tono de atmósfera o neblina.

Pintura de la luna de Edward Mitchell
Pintura de barco y personas de Edward Mitchell

Meta Vaud Warrick (Estados Unidos, 1877)

 

Meta Vaux Warrick nació en Filadelfia, Pensilvania.​ Sus padres fueron Emma Warrick, una esteticista y William H. Warrick, un barbero. Su educación e influencias artísticas comenzaron en casa, debido al interés de su progenitor por la escultura y la pintura.

Su hermana mayor, que más tarde se convirtió en una esteticista como su madre, tenía interés en el arte. Su hermano y su abuelo la entretenían contándole interminables historias de terror. Esto, influenció su escultura, tanto que fue conocida como: “la escultora de los horrores”.

La carrera de Warrick comenzó en 1893. Cuando uno de sus proyectos fue elegido para ser incluido en la Exposición Colombiana Mundial de 1893 en Chicago. Sin embargo, su trabajo creció y maduró en París, donde estudió hasta 1902.

Influenciada por el realismo conceptual de Auguste Rodin. Incluso, Warrick fue una experta en representar con sensibilidad la espiritualidad del sufrimiento humano. Tanto, que se convirtió en la protegida de Rodin. Tanto, que el artista francés comentó: “Hija mía, eres un escultor, tienes la sensación de la forma en los dedos”.

Escultura de Meta Vaud Warrick
Escultura de la artista Meta Vaud Warrick

Henry Ossawa Tanner (Estados Unidos, 1859)

 

Nació en Pittsburgh, Pensilvania. Pintó paisajes verdes, animales de zoológico y temas bíblicos. En 1880, Tanner comenzó dos años de estudio formal con Thomas Eakins en la Academia de Bellas Artes de Pensilvania. Ahí, era el único afroamericano.

Tiempo después, en 1890, Joseph C. Hartzell organizó una exposición de las obras de Tanner en Cincinnati. Ninguna pintura se vendió. Entonces, Hartzell compró la colección, ¿les recuerda a Van Gogh?.

Posteriormente, en 1891 viajó a París, en la ciudad de la luz, aligeró su paleta. Favoreció el azul y el verde azulado y comenzó a manipular la luz y la sombra para obtener un efecto dramático e inspirador.

Aunque no se hable mucho de estos tres artistas afroamericanos, su obra permanecerá, en un legado lleno de lucha y dignidad por al inclusión del arte y los artistas.

Pintura de tema católico de Edward Mitchell
Pintura verde-azul de Henry Ossawa Tanner
Imagen animada de publicidad 'comparte tu arte'
No Comments

Post A Comment