La huella imborrable de José Guadalupe Posada

Lunes 20 de Enero 13.21 GMT


La huella imborrable de José Guadalupe Posada


José Guadalupe Posada es una figura imprescindible en el arte y cultura de México.

Fue grabador, caricaturista e ilustrador notable en todos los sentidos.

Nació en Aguascalientes el 2 de febrero de 1852, convirtiéndose en un personaje entrañable.

Falleció el 20 de enero de 1913 en la Ciudad de México, pero nadie reclamó su cuerpo. Sus restos quedaron al olvido en una fosa común.

Años después fue rescatado por la importancia que tuvo para Diego Rivera y demás artistas que lo definen como fundamental.

El propio Rivera se autonombró como hijo de Posada y la Catrina, plasmándolo en su pintura: Sueño de una tarde de domingo en la Alameda.

El crítico social 

 

Con maestría abordó imágenes costumbristas que se convirtieron parte del imaginario de su país e incluso reconocidas internacionalmente.

Es considerado precursor del movimiento nacionalista en cuestión de artes plásticas, por lo que en la mayoría de sus obras se observa una crítica directa tanto social como política.

Asimismo, evidenció la desigualdad que imperaba en la época con un gran sentido del humor y una soberbia capacidad de análisis.

Original, presentó temas variados que iban desde escenas cotidianas hasta magia o el fin del mundo.

Se desarrolló prolíficamente en el grabado, así como en una técnica que hasta ese momento no era tan explorada, la litografía.

Su trabajo fue ampliamente difundido, ya que colaboró en periódicos como La Patria Ilustrada, Revista de México, El Ahuizote, Nuevo Siglo, El hijo del Ahuizote, entre otros.

Así como hojas volantes, sus más celebres dibujos fueron acerca de la muerte. Las calaveras eran parte del día a día de Posada.

Sin embargo, destacó profundamente una ilustración: La Calavera Garbancera, que posteriormente sería mayormente conocida como La Catrina.

Su talento fue simplemente trascendente, progresista fue capaz de hacer una crónica impecable de la vida mexicana.

 

También te puede interesar:

Diego Rivera, el muralista de inquebrantable compromiso social

Cinco obras de arte inspiradas en la Revolución Mexicana

El xoloitzcuintle: Animal sagrado del México prehispánico