El toque feminista de Carolee Schneemann en la corriente Fluxus

Viernes 13 de Noviembre 11.33 GMT

 

Carolee Schneemann fue una artista visual que confrontó los tabúes del cuerpo humano en relación con las entidades sociales.

Scheneeman nació en Estados Unidos en 1936, estudió en la Universidad de Illinois e incursionó en la pintura, la escultura, la instalación, en la fotografía, el video y el performance. 

Aunque no quiso ser miembro activo del colectivo Fluxus, varias de sus obras tienen influencia de esta corriente. Fluxus se caracterizó por ser todo y nada a la vez. Sus artistas debían crear algo nuevo de lo viejo o de la nada para criticar el sistema y a la sociedad. Se denominaron “antiarte”.

Desde sus inicios, el feminismo estuvo implicado en los trabajos de Schneemann quien utilizó su propio cuerpo en puestas escénicas para representar la sexualidad femenina desde la perspectiva de los artistas masculinos.

Por sus arriesgadas y provocadoras obras, la autora fue repudiada, pero hubo quien simpatizó con su crítica de los límites del cuerpo del artista y la sexualidad de la mujer en su trabajo. Artistas como Andy Warhol y Claes Oldenburg fotografiaron sus obras. 

En la década de los 70, la artista llevó a cabo “Up to and Including Her Limits” (1973), un performance que criticó al impresionismo abstracto, un movimiento asociado principalmente a los hombres. Schneemann se desnudó, se colgó de unas cuerdas y modeló un gesto característico de las pinturas de ese movimiento. 

En 1975 realizó “Interior Scroll” (El manuscrito interior), obra con clara influencia Fluxus, en la cual lee el texto “Cézanne, She Was a Great Painter”, luego se posa desnuda sobre una mesa, hace varios movimientos, introduce los dedos en su vagina, saca un manifiesto feminista y lo lee en voz alta.

Por ser pionera de las representaciones feministas en sus provocadoras obras, la artista fue galardona con el León de Oro en la Bienal de Arte de Venecia en 2017.

Las obras de la autora han sido exhibidas en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el London National Film Theatre.

Carolee Schneeman murió en 2019 convirtiéndose en una disruptora de la figura femenina en el arte masculino.