Comparte tu arte: El fruto prohibido de Jorge Cabieses

Lunes 16 de Noviembre 04.03 GMT

 

Originario de Lima, Perú, Jorge Cabieses (1971) es un pintor surgido de la Escuela de Bellas Artes ”Corriente Alterna”, de la que egresó en el año 2000 con doble reconocimiento: Medalla de oro y plata.

Pintor de colores estridentes y estimulantes, Cabieses juega con las figuras geométricas, las perspectivas y la relación del arte moderno con el arte clásico.

En su trayectoria se encuentran numerosas exposiciones colectivas e individuales en Europa y Latinoamérica.

De las exhibiciones individuales destaca la primera, en 2003, en la Galería Artco, titulada Instrucción Manual en su natal Lima; la de 2017 en la Galería Dotfiftyone en Miami, Relaciones Resonantes, y Anulaciones Simbólicas, del mismo año, en la Galería El Museo, en Bogotá.

De su amplio y variado portafolio, retomamos la serie Fruto Prohibido, inspirada en un relato del tomo 5 del libro Historias de Hereodoto.

En él, el historiador griego narra un curioso relato del mensajero de un rey que, llegando a su destino, debía pedir que lo raparan, ya que en su cuero cabelludo le habían tatuado un mensaje que él mismo desconocía.

Como en esa historia, Cabieses optó por jugar con las imágenes que ha seleccionado con el tiempo de distintas revistas (cuya estrategia de ilustración era la litografía) e intercambiar el mensaje original con elementos de misterio.

“La Virgen que lleva al Niño es ocultada por un haz oscuro y se vuelve, por ende, tan solo una virgen  y el Niño tan solo un niño”, describe el autor sobre esta imagen tan particular.

Así, Cabieses cubre el eje para descubrir una dialéctica del placer con el espectador.

“Detrás de las figuras geométricas y de las líneas que el artista utiliza para sellar ciertos puntos de los dibujos, hay tan de repente un fruto prohibido que nos interpela, y que logra elevar la sencilla estructura de la ilustración, pues sugiere la posibilidad de una doble emancipación: la de la promesa de lo que está oculto y la de la realidad de aquello que lo oculta”, se lee en la justificación de esta notable serie.